Manos Unidas recaudará en Valladolid fondos para 14 proyectos a los que destinará cerca de medio millón de euros

Así lo han puesto de manifiesto los responsables de Manos Unidas en Valladolid, cuyos proyectos se ubican en África (nueve), América (cuatro) e India (uno).

Manos Unidas recaudará en Valladolid fondos para 14 proyectos que llevará a cabo en el marco de su LV campaña correspondiente al año 2014 en diversas partes del mundo y a los que destinará cerca de medio millón de euros.

 

Así lo han puesto de manifiesto los responsables de Manos Unidas en Valladolid, cuyos proyectos se ubican en África (nueve), América (cuatro) e India (uno) y van desde los casi 5.000 euros que se destinarán al equipamiento de un taller para enfermos mentales en Cuba a los 89.700 para construir y equipar un dispensario médico en Burkina Faso.

 

Estos son los proyectos que las personas que trabajan sobre el terreno, en los lugares más desfavorecidos, han solicitado según las necesidades que han visto y que Manos Unidas Valladolid asume para financiar en la presente campaña, que se desarrollará a lo largo de este año bajo el lema 'Un mundo nuevo, un proyecto común'.

 

Para ello se llevarán a cabo diversas actividades para recaudar fondos y sensibilizar en torno al lema de esta campaña, que se corresponde con el octavo y último de los Objetivos de Desarrollo del Milenio propuestos por la ONU, que plantea el fomento de una alianza mundial para el desarrollo.

 

Manos Unidas, como organización de la Iglesia Católica formada fundamentalmente por mujeres, trata en lugar de entregar "un brick de leche" intentar levantar una pequeña explotación ganadera e intentar no dar "un pez", sino una "caña" para pescar. Así se trata de paliar la falta de "lo indispensable" y las "permanentes hambrunas" que se viven en el mundo, ha explicado el vicario general de Valladolid, Luis Argüello.

 

La campaña se centra no en hablar de "países que ayudan a países" sino de un proyecto mundial por el desarrollo, ha explicado la responsable de la organización en Valladolid Asunción Cardenal, quien ha explicado que el cartel es una idea del mundo que, en color azul, se resuelve con siluetas "solidarias" que representan la educación, la sanidad, etcétera.

 

De esta forma, se organizarán actividades como conciertos, marchas, colectas como la de este domingo o bocadillos solidarios que ya se organizan desde esta misma semana en centros educativos, a lo que se sumarán rastrillos solidarios en los pueblos o iniciativas en el entorno universitario, ha explicado Amparo Alijas, también responsable de Manos Unidas en la provincia, quien ha incidido en que junto a lo que se recauda con las actividades están las aportaciones de colaboradores y socios.

 

PROYECTOS ASUMIDOS

 

El fin es lograr los 494.634 euros para financiar los proyectos, que se desarrollarán en Uganda (equipamiento de un quirófano por importe de 40.020 euros), Kenia (presa de agua continua, 78.630 euros), República Dominicana (apoyo a campesinos para mejoras de la producción, 36.261 euros), Mozambique (equipamiento para radio comunitaria diocesana, 5.777 euros) y Senegal (relanzamiento y apoyo de actividades productivas de un centro agropecuario, 30.000 euros).

 

Por otro lado, se trabajará en Haití (15.000 euros para la capacitación para la promoción de los derechos humanos), Ecuador (15.000 euros para la construcción de un sistema de agua potable en la comunidad chongotagua), Brasil (taller de costura, 6.338 euros), India (reparación de tejado y construcción de aseos, 33.787 euros), Congo (27.373 para la construcción de un centro de aprendizaje de oficios femenino) y Togo (48.072 euros para apoyo a cooperativas agrícolas comunitarias).

 

La lista la completan un proyecto de agua potable y saneamiento en Uganda (63.685 euros), la construcción y equipamiento de un dispensario médico en Burkina Faso (89.700 euros) y equipamiento de un taller para enfermos mentales en Cuba (4.991 euros).

 

Además de agradecer el trabajo de los voluntarios, los responsables de Manos Unidas han destacado la importancia de que todos estos fondos lleguen a los proyectos y el hecho de que una gran parte procedan de la ayuda de particulares (el 33 por ciento), seguido de lo que aportan las instituciones religiosas y colegios (25 por ciento), un 13 por ciento de actividades, un 14 de herencias y un 11 por ciento de organizaciones públicas (el año pasado un 3 por ciento llegó por emergencias como la de Filipinas y un uno por ciento de empresas y otras organizaciones).