Manos a la obra con la limpieza de los pilares del Puente Mayor

Desde primera hora de este martes los operarios han trabajado en las labores de limpieza para retirar los troncos y ramas que obstaculizaban el adecuado paso de agua por los arcos centrales.

El Puente Mayor presumirá de puesta a punto desde este martes, cuando se den por concluidas las maniobras de limpieza de sus arcos que se encontraban colapsados por una maraña de troncos y ramas arrastradas por el propio río.

 

Desde el inicio de la mañana los trabajadores se han puesto manos a la obra -corte total de tráfico mediante, con Policías municipales regulando el desvío de vehículos al estar intransitables las dos vías y una de las dos aceras- y por medio de una grúa comenzaron a retirar las nombradas ramas.

 

Era el segundo paso después de que el día anterior, este pasado lunes, se retiraran las farolas del lado del Puente Mayor donde se encontraban atascados todos los residuos para facilitar la entrada de la grúa.

 

De esta manera, el gigante gancho mecánico estará quitando las ramas y troncos hasta última hora de este martes, de manera que el tráfico no quedará restablecido hasta última hora, en principio hasta las 19.00 horas.

 

Para esta jornada la Policía ha recomendado un pequeño rodeo para el acceso por el paseo del Renacimiento, Tirso de Molina, Puente Condesa Eylo, avenida de Burgos y plaza de San Bartolomé para cruzar el otro lado del río desde Isabel la Católica, plaza de San Nicolás y Rondilla de Santa Teresa.

Noticias relacionadas