Manny Pacquiao desmiente que vaya a regresar a los cuadriláteros a finales de año

Manny Pacquiao ha desmentido las declaraciones de su promotor Bob Arum, que aseguraba que el filipino volvería a los cuadriláteros a finales de año, dejando claro que su "prioridad" es ahora su carrera política y que en caso de volver a pelear sería en fechas que no interfiriesen en su nueva actividad.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)



Pacquiao, campeón de ocho divisiones, perdió en mayo de 2015 por decisión unánime ante el estadounidense Floyd Mayweather en su pelea de unificación de peso welter, y casi un año después se subió al 'ring' por última vez para derrotar a Tim Bradley. Desde entonces, se centró en su carrera política en su país y logró en las últimas elecciones un puesto en el Senado.

"No es verdad lo que los medios están reportando de que voy a tomarme un descanso de mis deberes en el Senado sólo para subirme de nuevo al 'ring'. Quiero aclarar que mi prioridad son los trabajos legislativos. Mi siguiente pelea no ha sido discutida y si la hubiera, me aseguraré de que no interfiera con mis deberes como Senador", recalcó Pacquiao en un comunicado recogido por la web de 'ESPN'.

'Pac-Man' subrayó la importancia de su carrera política. "Cuando competí para ser senador en las elecciones del pasado 9 de mayo, prometí que estaría presente en todas las sesiones. Se lo debo a la gente. Y si decido volver a pelear, pueden estar seguros de que será cuando el Congreso esté en receso y no será necesario que pida licencia. Todo el campamento será en Filipinas para asegurarme de que pueda asistir a todas las sesiones mientras estoy en mi preparación", prosiguió.

No obstante, definió al boxeo como "la manera en la que puede sustentar" a su familia y pueda "ayudar a aquellos que están en necesidad", mientras que la política es una "vocación", con la que no pretende ganarse "la vida".

ARUM HABÍA ANUNCIADO SU VUELTA

El filipino respondía así al anuncio realizado poco antes por el promotor de 'Top Rank', Bob Arum, que declaró que volvería a los cuadriláteros el 29 de octubre o el 5 de noviembre.

"Manny quiere volver. El problema es que sólo puede si no interfiere con sus deberes como senador", dijo Arum a 'ESPN.com'. "Le habíamos pautado para el 15 de octubre en el Mandalay Bay, pero nos informaron de que no es posible porque tiene que estar la semana anterior en la formulación del presupuesto en el Senado y votando por el mismo. Así que ahora estamos buscando el 29 de octure o el 5 de noviembre. La duda es disponibilidad de la sede, ya que queremos hacer la pelea en Las Vegas", añadió.

Por su parte, el asesor de Pacquiao, Michael Koncz, había señalado a que el asiático quería pelear nuevamente antes de que finalizara el año, pero que sus labores políticas hacían que la planificación de una pelea fuera más complicada de lo que solía ser.

"La preocupación y obligación principal de Manny es cumplir con sus deberes senatoriales", dijo Koncz. "Pero él lo extraña (el boxeo). Extraña el entrenamiento. Echa de menos estar en el gimnasio. Cuando entrena, se puede ver que es como un calmante para el estrés. Su estado de ánimo cambia. Es como si estuviera en la tierra prometida", apuntó a la web de la cadena estadounidense.