Manifestación de las Ampas de Boecillo en contra de la eliminación de las plazas de conserje en los centros escolares


Este martes, 21 de mayo, a las doce de la mañana, las AMPAS de los dos centros educativos de Boecillo (AMPA CEO Nuevo Boecillo y AMPA San Cristóbal) tienen convocada una concentración en la Plaza del Ayuntamiento para mostrar al equipo de gobierno su total desacuerdo con la decisión de eliminar las plazas de conserje de los dos centros educativos del municipio.
 

Ambas Asociaciones solicitan al Ayuntamiento que se replantee tal decisión por el grave perjuicio que se va a ocasionar a la comunidad educativa de su municipio y que si como dicen se trata de un problema de falta de recursos  económicos revisen las distintas partidas presupuestarias, pues están seguros que hay otros gastos más superfluos y prescindibles que este.

 

Los padres y madres expresan su  preocupación por el hecho de que la desaparición de esta plaza deje de cubrir servicios básicos que requieren el funcionamiento de estos centros escolares dejándoles en una situación muy difícil, ya que asegura funciones básicas que no pueden hacer el equipo directivo o los profesores, cuya plantilla además  se ha  visto reducida este curso por los recortes, de todos conocidos, que se están llevando a cabo en la Escuela Pública.

 

Para los padres el puesto de conserje resulta de gran importancia como servicio público y aparte de la gran labor que realiza a nivel administrativo y de mantenimiento le consideran vital a la hora de asegurar la seguridad de sus hijos en los colegios ya que una de sus funciones más importantes es el control de acceso a los centros en los diferentes horarios, ofreciendo con ello seguridad no sólo a las instalaciones, sino a los niños y niñas que en ellas estudian.

 

Por ley (LOE) los ayuntamientos son los responsables de los edificios que albergan colegios y, como tales, perciben una aportación de los tributos del Estado, que varía según el número de centros que tengan en su localidad. Esta ley marca que es competencia del municipio la conservación, el mantenimiento y la vigilancia de los edificios destinados a centros públicos.

 

El Ayuntamiento basa su razonamiento en que lo que no aclara ni precisa la normativa vigente sería el alcance cualitativo y cuantitativo de las obligaciones municipales; pero según los padres este es un problema que deben resolver conjuntamente el Ayuntamiento y la Consejería de Educación y que cada cual asuma las responsabilidades que les corresponden. Responsabilidades que también le han pedido al  Consejero de Educación  sin haber recibido aún respuesta alguna.

 

Con todo esto el martes, con ocasión de la celebración de un Pleno Extraordinario en el que se resolverá la eliminación de estas dos plazas de conserje, se leerá un Manifiesto solicitando al Ayuntamiento que reconsidere tal  decisión que será efectiva a partir del próximo curso escolar.