Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Mal está lo que mal acaba

Juan Ignacio Martínez recorre la banda. BORIS GARCÍA

Juan Ignacio Martínez no aclaró su futuro en rueda de prensa, aunque todo parece indicar que dejará el equipo igual que varios jugadores de la plantilla.

“Silencio sepulcral como si fuera un entierro”, decía Juan Ignacio Martínez con el panorama que se encontraba al entrar a la sala de prensa tras la derrota y correspondiente descenso del Real Valladolid. Los medios allí congregados eran solo representación de toda una afición y una ciudad que, qué remedio queda, tendrán que levantarse para volver a tener un club en Primera.

 

“Quiero comenzar pidiendo disculpas a la afición y a la ciudad pucelana por no alcanzar el objetivo que me puso el club al llegar. Es una pena por lo que cuesta, cuesta mucho recuperar la categoría, y verte en esta situación”, comenzó a describir el entrenador, o probablemente ex entrenador dentro de unos pocos días, del Real Valladolid.

 

No quiso confirmarlo –“Hemos quedado jugadores y organización deportiva para hablar. Es una respuesta difícil de responder”- en el momento de hacerle la pregunta, pero todo parecía claro con otra de sus respuestas, en la que se mostraba como el auténtico responsable de la hecatombe. “Me voy con la cabeza muy alta por mi honestidad, mi trabajo, he dado lo mejor, y con cómo le transmito las cosas a los futbolistas”, se le escapaba casi inconscientemente al entrenador.

 

“Hay que hacer análisis profundo, el entrenador tiene responsabilidad, yo soy el responsable máximo, pero no voy a  entrar en quejas o excusas. Como responsable y ganador que soy estoy aquí para dar explicaciones”.

 

DOLOR EN EL VESTUARIO

 

Obviamente, no se mostraban mucho más satisfechos los jugadores al salir del vestuario. Álvaro Rubio, con lágrimas en los ojos todavía, decía que “el equipo se merecía bajar” y concluía diciendo que “lo último que le preocupaba era su futuro”. Guerra, a modo de despedida, reconocía que “el equipo no había estado a la altura”. “Ojalá mi marcha hubiera sido de otra manera”.

 

Por su parte Víctor Pérez y Osorio no querían desvelar su futuro, si bien es más probable que se quede el primero que el segundo. “Coges cariño al lugar donde has vivido cosas importantes”, declaraba cariacontecido el ex del Huesca, mientras el colombiano pasaba la pelota sobre su continuidad “a la próxima semana, cuando se hablarán cosas”.