Maíte Zaldívar, la última del 'trío', consigue el tercer grado y sale de prisión

Maite Zaldívar
Zaldívar, a quien esperaban en el exterior del centro penitenciario su pareja y su abogado, ha salido alrededor de las 17.45 horas y ha afirmado a los periodistas que la estancia en prisión no le ha cambiado la vida, aunque ahora "aprecia más las cosas".

Maite Zaldívar, exmujer del que fuera alcalde de Marbella Julián Muñoz, ha abandonado la prisión provincial de Alhaurín de la Torre después de que el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria le concediera el tercer grado penitenciario, con lo que podrá cumplir su condena en semilibertad. 

 

Maite Zaldívar ingresó en la cárcel en octubre de 2014 para cumplir una condena de dos años y medio por blanqueo de capitales en un procedimiento en el que también fueron condenados la tonadillera Isabel Pantoja, Julián Muñoz, su hermano Jesús Zaldívar y otras tres personas.

 

La concesión del tercer grado se adoptó con el informe favorable del ministerio fiscal y del psicólogo del centro penitenciario y porque la reclusa ha cumplido ya más de la mitad de la condena impuesta por los tribunales de justicia. El Juzgado de Vigilancia de Málaga decidió a finales del pasado junio denegar el tercer grado a Zaldívar dados los informes negativos del fiscal y de la Junta de Tratamiento Penitenciario, que consideraron que la interna mostraba un comportamiento de "desinterés" y no mantenía "una adecuada actitud ante el delito", según la resolución judicial.

 

Sin embargo, en un nuevo informe dictado después, la Junta de Tratamiento no incluyó aquella actitud negativa ante el delito, mientras que el psicólogo del centro fue más allá al constatar "el buen comportamiento y la colaboración de la interna con la institución a través de la participación en actividades".