Maíllo no será presidente de la Diputación de Zamora y desmiente al TSJCyL al decir que él no está imputado

Fernando Martínez Maíllo, presidente de la Diputación de Zamora.

Fernando Martínez Maíllo, ha negado estar actualmente imputado por el caso 'Caja España' y ha anunciado que no optará a la reelección como presidente de la Diputación de Zamora, cargo que desempeña ahora en funciones.

Martínez ha asegurado que el proceso está en suspenso, aunque se ha mostrado convencido de que "se archivará por considerarse nulo". Asimismo, ha indicado que el caso comenzó con una denuncia de IU interpuesta, a su juicio, "para hacer daño político". No obstante, Maíllo está citado a declarar en calidad de imputado por las decisiones que tomó como miembro del consejo de Caja Duero-España cuando la entidad concedió créditos al que fue su presidente, Santos Llamas; la declaración de Martínez Maíllo estaba prevista para finales de mayo, pero se pospuso.

 

En sus primeras declaraciones como vicesecretario de Organización de los 'populares', el zamorano ha avanzado también que dejará la Presidencia de la Diputación. Su puesto como diputado provincial lo ocupará Maite Martín Pozo, pero ahora se abre para el PP la búsqueda de un nuevo candidato a presidente ya que Martínez Maíllo era el señalado para esta función. Sí ha manifestado su intención de mantener la presidencia del PP provincial y también la alcaldía de Casaseca de las Chanas a la que accedió en las últimas municipales.

 

Poco después de conocerse su nombramiento como vicesecretario de Organización de los 'populares', el político zamorano ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha reiterado que en su momento recibió una citación para declarar por el caso 'Caja España' aunque quedó "en suspenso precisamente por el cúmulo de circunstancias" que había concurrido con anterioridad, punto en el que se ha referido a "irregularidades en el proceso".

 

Así, desde ese momento considera que no tiene "esa condición de imputado" aunque ha añadido "que cada uno puede interpretar lo que considere oportuno"Del mismo modo, ha añadido que este mismo jueves Caja España "ha quedado fuera del propio proceso" y que tanto él como el resto de exconsejeros han pedido la nulidad por "defectos de forma".

 

Sin embargo, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León aseguran que la situación del nuevo vicesecretario de Organización del PP y de los otros 13 integrantes del consejo de administración de Caja España no ha cambiado, en el sentido de que volverán a ser citados a declarar, en calidad de imputados, en fecha aún por determinar.

 

Martínez Maíllo ha aprovechado la ocasión para afirmar que no se trataba de un tema de corrupción porque "nunca" tomó una decisión en beneficio propio, y ha reiterado que el 9 de enero de 2009 acordaron refinanciar la deuda, decisión que "junto a muchas otras permitieron salvar Caja España".

 

Con todo, ha aseverado que el origen de la investigación fue una denuncia "política" de Izquierda Unida interpuesta "para hacer daño", pero se ha mostrado convencido de que todo se va a archivar y a declarar nulo. Ante esta situación ha concluido que mientras no reciba una nueva notificación donde diga que está imputado no se considerará como tal.

Noticias relacionadas