Madrid-Barajas fue el segundo aeropuerto de la UE que más pasajeros perdió en 2012

Barajas

El aeropuerto de Madrid-Barajas fue el segundo aeropuerto de la Unión Europea que más pasajeros perdió en 2012 (-8,9 %), sólo por detrás del de Atenas (-10,2%), si bien se mantuvo entre los de mayor tránsito.

El aeropuerto más frecuentado en la Unión Europea durante el pasado año fue el londinense Heathrow, que se mantuvo en la primera posición que ya ocupaba en 2011, gracias a un aumento del 0,9 % y un total de 70 millones de pasajeros en 2012.

El parisino Charles de Gaulle sumó 61 millones de pasajeros, con una subida del 1 % respecto al año anterior, y el de Frankfort registró el paso de 57 millones de pasajeros, con una mejora del 1,8 %. Les siguieron en cuarta y quinta posición los aeropuertos de Ámsterdam, con 51 millones de pasajeros y una subida del 2,6 %, y el de Barajas, que es el único del top cinco que perdió tránsito (-8,9 %), aunque contó con 45 millones de pasajeros.

Además de Madrid y Gran Canaria, Eurostat también destaca los resultados de otros aeropuertos españoles, como el de Barcelona, que ganó un 2,2 % de pasajeros y alcanzó la cifra de 36,7 millones. Sin embargo, perdieron tráfico los de Málaga (-1,9 %) y Palma de Mallorca (0, 4 %), que contaron con 12,5 y 22,6 millones de pasajeros, respectivamente.

En cuanto al volumen de pasajeros extracomunitarios, Londres-Heathrow también fue el más importante en 2012, con 42 millones; mientras que el de Ámsterdam-Schiphol fue el que más viajeros de la UE movió (28 millones) y Madrid, el que contó con más pasajeros nacionales.

En cuanto a los datos por países, Reino Unido ocupa la primera posición con 203 millones de pasajeros que pasaron por sus aeropuertos (con un incremento del 0,8%) y Alemania, la segunda, con 179 millones de pasajeros y un aumento del 1,9 %. España, en este caso, vuelve a registrar una caída en su registro (-3,3%), lo que no le impide ser el tercer país de la UE con más tráfico de pasajeros.

De media, el volumen de pasajeros de avión en la Unión Europea creció en un 0,7 % entre 2011 y 2012, con las mejores subidas en Lituania (17,6 %) y Estonia (15,5 %). Por el contrario, Eslovenia (-14,1 %) y Eslovaquia (-13,5 %) fueron los países con pérdidas más importantes en el paso de viajeros.