M Clan hace vibrar Valladolid

El grupo murciano comenzó puntual su actuación en la Plaza Mayor, donde cientos de fans esperaban impacientes.

Comenzaba así uno de los conciertos más rockeros de las fiestas, donde el vozarrón de  Carlos Tarque no defraudó en ningún momento e hizo gala de un dominio del escenario que solo te lo da la experiencia.

 

Ya en la tercera canción, ‘Llamando a la Tierra’, el público se vino arriba y el ambiente se terminó de caldear. No hay nada como un clásico para animar a los fans y el propio Tarque se dio cuenta.

 

El concierto siguió con clásicos de la banda donde las guitarras eléctricas acompañaban a la perfección a esa voz rasgada del inquieto cantante, que no paró en ningún momento. Quizás ese dinamismo fue el que ayudó a mantener vivo el espíritu de concierto incluso con canciones más suaves como ‘Roto por dentro’.

 

Por si no teníamos suficiente rock, en mitad de la noche apareció fugazmente en el escenario Fortu Sánchez, cantante de Obús y por lo que se ve, colega de M Clan. Y entonces las guitarras sonaron más fuerte y Tarque lo dio todo en el escenario.  

 

El grupo tuvo un detalle con la ciudad, recordando su primer concierto de los tres que llevan aquí, donde tocaron para dieciséis “familiares”, como dijo Carlos, en la sala Subterfugio.  

 

Para no dejar que la llama se apagase, llegó el momento reivindicativo, donde la banda dejó claro que no están contentos con los políticos. Para transmitir el mensaje tocaron ‘La calles están ardiendo’ y le pidieron al público que gritase bien fuerte.

 

Ya en las últimas de la noche, llegó ‘Magie despierta’ y volvió a traer la nostalgia a la plaza con este tema tan mítico.

 

En definitiva, un concierto donde pudimos disfrutar de la compañía de unos grandes músicos que llevan media vida encima del escenario. Un concierto donde las guitarras hicieron vibrar al público; donde Tarque demostró que por su voz no pasa el tiempo y donde el público disfrutó como un niño. Sin duda, Valladolid pasó la noche en una inmejorable compañía.