Luis Enrique: "Los líderes somos nosotros"

"El primer gol suyo nos hace daño y nos descoloca", manifestó el asturiano.

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha señalado este sábado tras perder el Clásico en casa contra el Real Madrid (1-2) que la derrota "no cambia nada" pues todavía son los líderes de la Liga, ahora con 6 puntos sobre el Atlético de Madrid y 7 sobre el Real Madrid, y ha recordado que el título lo ganará el más regular y ha asegurado que siguen siendo ellos.

  

"Perdemos en casa. Pero no cambia para nada, hay que levantarse. Los líderes somos nosotros, quedan siete jornadas y el torneo lo va a ganar quien sea más regular y seguimos siendo nosotros. Aprendes a levantarte", señaló en rueda de prensa.

  

Reconoció que el Madrid les descolocó en la segunda parte tras el empate. "El Madrid en la segunda parte se ha encerrado en su campo para buscar las transiciones. Nosotros hemos buscado esa posición peligrosa, de intentar filtrar balones, pero si no pasan se convierten en esas transiciones. El primer gol suyo nos hace daño y nos descoloca", manifestó.

  

Eso sí, pensando ya en el martes y en la 'Champions' contra el Atlético, aseguró que este partido "ya no existe para mí". "No hay dolor. Venimos de muchos partidos en los que no conocíamos la derrota, pero también te enseña cosas. Los jugadores son los primeros que saben de la dificultad de cualquier partido", comentó.

  

"Lo que queda es muy importante, hay que mejorar las cosas que hoy se pueden mejorar y pensar que vienen los cuartos de 'Champions'. Viene un rival que presiona bien, que defiende muy bien y que tiene el mismo objetivo que nosotros, seguir vivos en la 'Champions'", avisó.

  

Pese a la derrota quiso detallar que han tenido más ocasiones que el rival. "Hemos tenido ocasiones muy claras pero el fútbol es caprichoso y pese a habernos adelantado hemos tenido unos minutos que no veíamos el control y eso significa dar más opciones al rival. Me voy contento con la actitud de mis jugadores, no con el resultado. Podríamos haber ganado el partido, incluso empatado que hubiera sido lo más normal, pero el rival tiene calidad", argumentó.

  

"Hay que esperar a que acabe la temporada para ver qué consigue el equipo. Es una racha de partidos elogiable pero si no conquistas títulos, da igual el número de partidos invicto que estés", comentó sobre el hecho de que esta noche acabara su racha de 39 partidos sin perder que habían acumulado.