Los Zagales amplía su actividad hostelera en Valladolid con la compra del Fortuna 25

Local del Fortuna 25, cerrado hace unos meses y que ahora han adquirido los propietarios de Los Zagales. BORIS GARCÍA

El histórico restaurante Fortuna 25, cerrado hace unos meses, ya tiene dueño. El grupo de Los Zagales amplía su actividad hostelera en Valladolid con la adquisición de este local que añadirá a las diferentes propuestas que ya ofrece en la ciudad.

Fortuna 25 bajó la persiana hace meses en Valladolid. Este histórico establecimiento hostelero, que se mudó de su emplazamiento en la calle Santiago al que ocupaba en su última etapa en la calle Pasión, cesó su actividad y abrió un amplio interrogante sobre su futuro que se ha encargado de despejar la familia González, propietaria entre otros del restaurante Los Zagales, también ubicado en Pasión y ganador de numerosos premios en concursos de pinchos.

 

"Era una buena oportunidad comprar este local que se había quedado parado y ahora vamos a reflexionar sobre qué enfoque le damos", afirma a este periódico Antonio González, uno de los miembros de la familia González García que ha sabido desarrollar una intensa actividad hostelera en Valladolid con diferentes propuestas.

 

Fortuna 25 deberá abrir sus puertas antes de un año, pero no será la única novedad que prepara la saga de Javier González, el padre de la idea e impulsor de un negocio estabilizado como La Mejillonera. Precisamente, la nueva Mejillonera, en Héroes del Alcázar (futura calle Héroes de Alcántara), frente a la iglesia de Santiago, ha comenzado sus obras para abrir un local de dos plantas entre octubre y noviembre.

 

A este proyecto se une el local que el grupo adquirió en la calle Caridad, esquina con Pasión, que anteriormente fue una tienda de muebles. El proyecto está madurado y, aunque Antonio González no puede desvelar todavía su concepto, todo apunta a que estará enfocado hacia lo que se denomina 'bistro'.  

 

"Una de las maneras de garantizar la viabilidad de nuestro grupo es el crecimiento controlado que nos permita expandirnos y crear un colchón para las generaciones venideras", apunta Antonio González. 

 

Su grupo de establecimientos hosteleros, a través de las distintas empresas que lo conforman, da trabajo a cerca de 100 personas en Valladolid y sus restaurantes se han distinguido por unos parámetros de calidad y servicio uniformes en todos ellos. En la actualidad, la familia González gestiona La Mejillonera, Los Zagales, Las Patatas de Blas, todos ellos en la calle Pasión, el restaurante japonés Wabi-Sabi, en la plaza Martí Monsó (plaza del Coca), a los que se añadirán los tres proyectos nuevos: el local de la calle Caridad, la segunda Mejillonera y el Fortuna 25