Los verificadores afirman que poseen informes de ETA sobre su proceso de sellado de armas

"Ha verificado que ETA ha cumplido con su compromiso de cesar todo tipo de asesinatos, atentados, amenazas y extorsión".

 

SELLADO

 

La CIV señala haber recibido "informes de ETA de que continúa el proceso de sellado y puesta fuera de uso operativo de sus armas, munición y explosivos".

  

"ETA ha reiterado a la CIV el compromiso que hizo público el 1 de marzo de 2014 de sellado y puesto fuera de uso sus armas, munición y explosivos, y de desarrollar un inventario de estas. Desde nuestra experiencia en otros procesos, inventariar y poner fuera de uso operativo las armas, munición y explosivos es un paso previo necesario al desarme completo", añade.

  

Por último, indica que la Comisión seguirá trabajando con todos los actores relevantes para completar este proceso lo antes posible. "Tenemos la confianza de que con el apoyo de todos los actores políticos y sociales en el País Vasco se puede conseguir. La Comisión continuará a trabajar con determinación e imparcialidad para trabajar hacía una paz duradera", finaliza.

La Comisión Internacional de Verificación (CIV), liderada por Ram Manikkalingam, ha asegurado que ha recibido informes de ETA de que continúa el proceso de sellado y puesta fuera de uso operativo de sus armas, munición y explosivos.

  

En un comunicado remitido a los medios, la CIV indica que desde sus experiencia en otros procesos, "inventariar y poner fuera de uso operativo las armas, munición y explosivos es un paso previo necesario al desarme completo".

  

Tras recordar que fue constituida en septiembre de 2011 para verificar "el alto el fuego permanente, general y verificable" declarado por ETA y la subsiguiente declaración de "final definitivo de la violencia" de octubre de 2011, afirma que desde que se constituyó, la Comisión "ha verificado que ETA ha cumplido con su compromiso de cesar todo tipo de asesinatos, atentados, amenazas y extorsión".

  

"A la largo de este periodo la CIV ha trabajado estrechamente con los actores políticos y sociales vascos. La CIV agradece su ayuda y apoyo en la tarea de verificar el alto el fuego y el final definitivo de la violencia", añaden los verificadores.

  

Asimismo, manifiestan que durante las visitas de la Comisión al País Vasco, ha observado los pasos "positivos" que han tenido lugar en el País Vasco y continúa expresando su deseo de que los esfuerzos para consolidar el fin de la violencia se "intensifiquen".

  

"En abril de 2013, el mandato de la CIV se expandió incluyendo la verificación del proceso unilateral de sellado y puesta fuera de uso operativo de las armas, munición y explosivos de ETA. En enero de 2014, la Comisión verificó que ETA había sellado y puesto fuera de uso operativo una cantidad especifica de armas, munición y explosivos", indica, para añadir que constató que era "un primer paso en un proceso que la Comisión cree que llevará eventualmente a la puesta fuera de uso operativo de todas las armas, munición y explosivos de ETA".