Los vehículos de los políticos: del Peugeot de más de 10 años de Pedro Sánchez a la moto de Albert Rivera

Albert Rivera, en moto

Los diputados de Podemos, los menos motorizados, mientras que en la bancada popular hay quien posee la cuarta parte de un barco o, incluso, un tractor

No conducen Ferraris ni Hummers. Suelen optar por coches de gama media y muchos se desplazan en moto o en transporte público. Los políticos españoles, lejos de lo que podría pensarse, no se decantan por lujosos deportivos y tienden a una cierta austeridad cuando se trata de escoger vehículo. Un estudio del buscador de coches de segunda mano Mitula analiza y pone precio de mercado a los coches de Pedro Sánchez, María Dolores de Cospedal o Albert Rivera, entre otros miembros del arco parlamentario.

 

Coches, un  barco y un tractor en la bancada popular

 

Empezando por la bancada popular, la más numerosa del Congreso, sorprende comprobar que existen notables diferencias entre sus ocupantes. Así, por ejemplo, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no tiene ningún vehículo a su nombre, según se desprende de su declaración de bienes, algo hasta cierto punto normal si tenemos en cuenta que se desplaza de forma habitual en coche oficial, incluso en su tiempo de ocio. Sí posee un coche, en cambio, María Dolores de Cospedal, quien conduce un modesto Fiat Punto del año 2011. Según cifras de Mitula, un coche de este modelo con la misma antigüedad cuesta de media 6.101 euros, cantidad que podría obtener la número 2 del Partido Popular si decidera venderlo.

 

Sin embargo, no todos los diputados populares conducen vehículos de gama media. Los ministros Rafael Catalá y Fátima Báñez, por ejemplo, optan por un Volskwagen Toureg y un Mercedes Clase A, respectivamente. En el caso del titular de Justicia en funciones se trata de un vehículo todoterreno de 2005, valorado en 11.495 euros, según cifras de Mitula, y en el de la ministra de Empleo, de un coche del año 2010, que, a día de hoy, podría costar alrededor de 11.000 euros. Todavía en las filas populares, sorprenden casos como el del diputado por Tenerife, Pablo Matos, que posee el 25% de un barco de 10,20 metros de eslora o del representante castellonense Miguel Barrachina, que tiene en su garaje un tractor Massey Fergusson de 2013 (es agricultor a tiempo parcial, profesión que compagina con su actividad política).

 

Del Peugeot de Pedro Sánchez al Fiat 500 de Patxi López

 

Si nos desplazamos a la parte el hemiciclo destinada a los diputados socialistas, vemos que existen también notables diferencias entre sus miembros. Su líder, Pedro Sánchez, ha declarado como único vehículo un Peugeot 407 del año 2005 (valorado en 4.592 euros, según cifras de Mitula), pero no todos sus compañeros de partido son tan modestos. Uno de los nombres destacados del PSOE, Rafael Simancas, por ejemplo, posee tres coches: un Seat Toledo, un Volvo V50 y un Seat Ibiza. Éste último del año 2014, por lo que todavía podría conseguir por él un mínimo de 10.187 euros si decidera venderlo.

 

Otro socialista, el diputado por Almería Juan Jiménez Tortosa también posee tres vehículos (dos coches y una moto), entre ellos un Audi A4 de 2009, mientras que el actual presidente del Congreso, Patxi López, conduce un moderno y urbano Fiat 500, el modelo que resucita el clásico coche italiano nacido en la posguerra y popularizado durante los años 60.

 

Podemos: pocos vehículos en sus escaños

 

Si ponemos el foco en el tercer partido en representación parlamentaria, Podemos, sorprender comprobar que la gran mayoría de sus miembros no han declarado ningún vehículo en propiedad. Su líder, Pablo Iglesias, posee una motocicleta y entre los pocos diputados con coche encontramos a Iñigo Errejón (poseedor de un Peugeot 205 del año 2004, valorado en poco más de 1.500 euros) y a Tánia Sánchez. La que fuera diputada autonómica por Izquierda Unida tiene un Smart Four de 2014 (valorado en 10.000 euros) y una motocicleta Piaggio del mismo año.

 

Ciudadanos: el gusto por las motos de Albert Rivera

 

A diferencia de sus homónimos de otros partidos, Albert Rivera, ha reconocido en varias ocasiones ser aficionado al mundo del motor y, en concreto, a las motos. El líder de Ciudadanos posee una Yamaha FZ1 de 2009 y tiene, además, un Volkswagen Golf de 2012, valorado, según cifras de Mitula, en 13.500 euros. Su compañero de partido José Ignacio Prendes, diputado por Cantabria y secretario segundo de la mesa del Congreso, también ha declarado dos vehículos: un Audi A4 Avant TDI de 2013 y un Mazda 2 de 2008, que a día de hoy podría costar unos 4.000 euros.

 

Sea como fuere, lo cierto es que los diputados ya no tendrán esta legislatura un coche oficial con chofer a su disposición (un privilegio del que sólo dispondrá el presidente de la cámara Patxi López y no los vicepresidentes y miembros de la Mesa, como pasaba hasta ahora), por lo que el transporte público o sus vehículos particulares deberán ser el principal medio de transporte de los parlamentarios electos.