Los vecinos del polígono de Fasa, en Valladolid, rechazan el proyecto Remourban

El proyecto preveía la rehabilitación de 398 viviendas con una inversión total de 7 millones de euros.

Los representantes vecinales del conocido como polígono de Fasa, en el barrio vallisoletano de Las Delicias, han explicado este lunes al concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda, Manuel Saravia, la decisión de la Asamblea vecinal de oponerse a participar en el proyecto de Remourban que preveía la rehabilitación de 398 viviendas con una inversión total de 7 millones de euros.

 

Según ha explicado a Europa Press el edil vallisoletano, los vecinos decidieron en asamblea "por mayoría clara" que no querían asumir el proyecto de rehabilitación incluido en el plan europeo Remourban, en el que participa Valladolid orientado a la vivienda y el transporte sostenibles y que fue presentado a finales de 2014 por el exalcalde 'popular', Francisco Javier León de la Riva.

 

Manuel Saravia ha explicado que había tenido conocimiento del rechazo al proyecto por parte de los vecinos de este polígono, situado al final del barrio de Las Delicias, junto al paseo Juan Carlos I, habían tomado esa decisión en asamblea y quería tener la información "de primera mano". Por ello, les citó a una reunión en la sede de la Sociedad Municipal de Vivienda y Suelo (VIVA).

 

Según Saravia, los vecinos "tienen sus razones" y "hoy por hoy no lo aceptan", de modo que el edil asume que el proyecto incluido en Remourban, por el momento, no saldrá adelante. Así, ha lamentado que el equipo de Gobierno se ha encontrado ya  varios proyectos de este tipo, como también sucede con el R2Cities en Cuatro de Marzo que no cuentan con el respaldo de los vecinos.

 

En todo caso, ha apuntado que el Ayuntamiento va a estudiar los detalles del proyecto y ha dejado la puerta abierta a que los vecinos reconsideren la decisión. Este proyecto de rehabilitación preveía una inversión de 7 millones de euros, de los cuales la Unión Europea aportaría 3,6 millones de euros, el Ayuntamiento de Valladolid 1,4 millones y el resto por parte de las empresas implicadas en el proyecto (Acciona, Iberdrola, Xeridia, GMV y Dalkia) y los particulares.

 

La previsión era rehabilitar 398 viviendas, en las que viven 1.000 vecinos, y garantizarles en el futuro un 50% de ahorro en el consumo energético. Además se instalaría una calefacción de distrito de biomasa, que servirá tanto para la calefacción como para el agua caliente, además de paneles fotovoltáicos en las fachadas de los bloques para generar energía eléctrica para autoconsumo.