Los vecinos de Pilarica se manifiestan en bici contra el "muro de la vergüenza" de Valladolid

Los asistentes posan instantes antes de iniciar la marcha. E. TEJEDOR
Ver album

Reclaman celeridad para solucionar el "aislamiento" que vive el barrio tras 222 días y aseguran que "esto no ocurriría" si los afectados fueran de otras zonas de Valladolid.

En bicicleta, pidiendo paso. Así se han manifestado este viernes en Valladolid los vecinos del barrio de Pilarica para reclamar soluciones al "aislamiento" al que llevan sometidos durante 222 días tras el cierre, el pasado 15 de septiembre, del paso a nivel de la vía que atravesaba esta zona.

 

José Luis Alcalde, miembro de la junta directiva de la Asociación de Vecinos Pilarica, explicaba las razones de haber elegido un trayecto por bicicleta que ha recorrido Pilarica, Pajarillos y Delicias como altavoces de su reivindicación. "Son los barrios más directamente afectados por el paso de una vía del tren por mitad de la ciudad. El objetivo es concienciarnos y descubrir como el paso de una vía por mitad de la ciudad afecta a la convivencia de los vecinos en general".

 

Alcalde resumía el espíritu de los manifiestos que se han leído durante la bicicletada. "Reflexionar sobre la conveniencia de soterrar el tren de una vez, llamar la atención sobre los 222 días que llevaos encerrrados los vecinos de Pilarica sin posibilidad de comunicación. Y cuando digo esto hablo literalmente; el sábado pasado con la tromba de agua, ese agujero que utilizamos para pasar se inundó y estuvimos absolutamente incomunicados por tierra, mar y aire durante toda la mañana. Después del acuerdo al que han llegado las administraciones estos días pasados, queremos llamar la atención y presionarles para que no lo echen en olvido y pongan la mayor celeridad en ejecutar Adif el paso de Aviador Gómz del Barco y el Ayuntamiento el paso por debajo de Rafael Cano".

 

En dichos manifiestos, los vecinos recalcan que están viviendo en su particular "muro de la vergüenza", aislados y dudan que esta situación se hubiera dado en otra zona de la ciudad como Acera de Recoletos, el Paseo de Zorrilla o la Plaza Mayor. "Pero esto es PIlarica, un barrio obrero, un barrio de segunda", reclamaban los vecinos para pedir una solución al Ministerio de Fomento y Adif. "Reclamamos el derecho a movernos libremente a ambos lados del barrio, sin muros que nos lo impidan".