Los vecinos de Foz se muestran "consternados" por la muerte del matrimonio

El alcalde asegura que el hombre era "una persona seria y educada" y "en los últimos años pasaba por un periodo de depresión importante".

El alcalde de Foz (Lugo), Jorge Javier Castiñeira, ha manifestado este viernes que los vecinos del municipio están "consternados" tras la muerte de un matrimonio, ella originaria de Segovia y él de Asturias, en lo que supone un nuevo caso de violencia de género.


Castiñeira ha comentado que, al acercarse al domicilio de la pareja, donde fueron hallados los cadáveres del matrimonio, "personalmente la consternación fue absoluta".

El regidor focense ha dicho que no se podía "imaginar" que pasara esto a "esta familia", que "pudiese llevar al asesinato de una mujer y el posterior suicidio del marido". "Hoy en el pueblo, un pueblo mediano, tranquilo, estamos consternados, compungidos", ha sostenido.

Además, ha puntualizado que se trata del primer caso de violencia de género en el municipio desde hace "más de treinta años". "Nuestro más sentido pésame para la familia y nuestra total repulsa y condena a todo caso de violencia de género", ha abundado.

Sobre el presunto homicida que acabó suicidándose, ha dicho el alcalde que era "una persona muy seria y muy educada", aunque ha precisado que "en los últimos años pasaba por un periodo de depresión importante y hace un año se abortó un intento de suicidio". "No sé qué pudo pasársele por la cabeza", ha sentenciado.

El nuevo caso de violencia de género en Foz se suma al anterior registrado en Lugo, donde una mujer de etnia gitana murió a manos de su pareja y al doble crimen de mujer y suegra en Cervo.

El matrimonio se había instalado hace 35 años en el municipio mariñano. El hombre, M.G.R., de 69 años de edad, procedía de Asturias y trabajó como ingeniero en Alcoa, y la mujer, de 72 años, era originaria de Segovia, según ha confirmado el alcalde focense.