Los vapeadores gastan 1.300 euros menos que los fumadores covencionales

www.electronicoscigarrillos.com

Según un análisis elaborado por la Asociacion Nacional del Cigarrillo Electrónico,, un fumador que consume de media una cajetilla de tabaco al día (4,50 euros), gastaría al año una media de 1.643 euros, 1300 euros más que el vapeador medio.

La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico, ANCE ha elaborado un análisis del mercado sobre el perfil del vapeador y el consumo medio que se realiza en España del cigarrillo electrónico. Así, según este análisis, los vapeadores españoles consumen una media de 1 bote de 10ml cada cinco días, lo que significa un consumo medio anual de 73 botes, o lo que es lo mismo, 292 euros al año (4 euros/bote). Por tanto, junto con el desembolso del kit con el producto y sus complementos que cuesta de media 33 euros, una persona que vapee gasta una media de 325 euros al año.


Un dato que contrasta con el gasto de un fumador medio en nuestro país. Tomando como ejemplo una persona que consume de media una cajetilla de tabaco al día (4,50 euros), gastaría al año una media de 1.643 euros. Esto significa que si un fumador con estas características se pasase al vapeo, ahorraría una media al año de 1.318 euros.


“Estamos hablando en una repercusión no sólo en el bolsillo de los consumidores, sino también en su salud.Las personas que se pasan al vapeo fuman menos, así lo constatan diversos informes y estudios de la comunidad científica, pero además, como hemos comprobado,consiguen ahorrarse mucho dinero si utilizan el cigarrillo electrónico”, afirma Manuel Muñoz, presidente de ANCE.“Un kit de cigarrillo electrónico vale de media unos 33 euros, el bote o cartucho con el líquido cuesta 4 euros, que suele durar de cinco a siete días… Nada que ver con el gasto que supone fumar, y por supuesto la repercusión en la salud que tiene este hábito”.


800.000 VAPEADORES EN ESPAÑA


ANCE además pone de manifiesto que el sector del e-cigarrillo es uno de los segmentos que ha mostrado una evolución más positiva en España en los últimos tres años, a pesar de la coyuntura económica, llegando a alcanzar 800.000 vapeadores, más de 3.100 puntos de venta y a unas ventas superiores a los 24 millones de euros en 2013.


De este análisis, se desprende además el dato correspondiente a la media de vapeadores por tienda, dato que asciende a más de 250. “Estos datos no pueden ser más representativos. A pesar de la escasa profesionalización de algunos establecimientos, la falta de una regulación del sector hasta la fecha y la desinformación y falsos mitos sobre el producto, el sector se desarrolla de manera sostenible y genera por un lado empleo neto, y por otro un claro ahorro en el consumidor”, apunta Muñoz quien confía en que la nueva regulación española y europea “genere confianza en el consumidor a raíz de las estrictas normas de calidad y seguridad de los productos y la pureza de los ingredientes de los mismos, que desde ANCE se ha venido demandando en reiteradas ocasiones ya que las mismas protegerán sin duda a los consumidores”.


EL PERFIL DEL VAPEADOR


A pesar de que el cigarrillo electrónico no es un producto para dejar de fumar ya que no es un
medicamente con propiedades terapéuticas para ello, por el mero hecho de pasarse a esta alternativa los vapeadores reducen considerablemente el consumo de tabaco. Los consumidores del cigarrillo electrónico suelen ser varones, entre los 30 y los 35 años, que son fumadores habituales.


“El cigarrillo electrónico es un producto exclusivamente para fumadores. Está orientado a mayores de edad que ya tienen el hábito de fumar y que lo imitan a través del vapeo, ya que está demostrado que es menos perjudicial que el tabaco y además genera un ahorro considerable al consumidor”, afirma Manuel Muñoz.


LA PRINCIPAL ASOCIACIÓN DEL SECTOR DEL E-CIGARRILLO EN ESPAÑA


La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) es la plataforma con mayor representatividad de este sector en España.


Esta asociación sin ánimo de lucro se ha creado para defender los intereses de las empresas, los profesionales y los consumidores de estos productos. ANCE promueve y protege el desarrollo de esta industria y ejerce como legitimo interlocutor del sector ante las autoridades públicas en el desarrollo de un marco reglamentario para el producto.


ANCE es la principal agrupación de la industria en nuestro país, con una representación del 60% en establecimientos especializados en la venta del cigarrillo electrónico. El volumen de negocio de sus afiliados alcanza los 11,4 millones de euros y su estructura laboral asciende a 3.000 puesto directos, un dato que se incrementa un 30% en el caso del empleo indirecto. ANCE es miembro de TVECA, la principal asociación global y europea del sector y que engloba a las asociaciones nacionales de Alemania, Grecia, España, Holanda, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, entre otros países.