Los vallisoletanos no dejan sus compras de Reyes para última hora

La calle Santiago, una de las más concurridas de Valladolid en cuanto a compras. BORIS GARCÍA

Desde Avadeco aseguran que la mayoría de las ventas han quedado repartidas a lo largo de todo el mes de diciembre y que la campaña de Navidad ha sido “igual o un poco mejor que el año pasado”.

El pequeño y mediano comercio de Valladolid se encuentra ya en el corto periodo de tiempo que comprenden las ventas de Navidad y las rebajas, momento en el que toca hacer balance de las últimas semanas y preparar las siguientes. Y desde la Agrupación Vallisoletana de Comercio –Avadeco- las conclusiones son de lo más variadas, aunque se pueden resumir en una frase en boca de su presidente.

 

“Para el 80% del comercio de Valladolid, la campaña de Navidad ha sido igual o un poco mejor que el año pasado. No ha estado mal”, explica Alejandro García Pellitero, con aire optimista. “Solo un 20% ha vendido menos”

 

Y es que, pese a que todavía queda tiempo para que la supuesta recuperación de la crisis económica llegue a los bolsillos de los ciudadanos, parece que ya empieza a haber señales positivas. En todo caso, lo que sí está claro es que este año los habitantes de Valladolid han repartido más sus compras que en anteriores ocasiones.

 

“El pasado sábado fue el mejor día de ventas, casi mejor que el domingo. Para este último día había gente por las calles, pero las carteras están ya muy resentidas”. Resentidas porque los comercios han contado con la posibilidad de abrir en varios festivos, “una batalla que siempre ganan las grandes superficies”, según García Pellitero.

 

“El tema es que ha habido muchos días de apertura en diciembre. Empezamos con el Black Friday el último día de noviembre, que ya fue un gran desembolso, el día 6 se trabajó también muy bien... y es que prácticamente todos los festivos desde entonces han abierto las grandes superficies. Ha sido un goteo de gasto”, sigue el presidente de Avadeco.

 

La campaña, “normal, al menos no peor que la del año pasado”, según Pellitero, ha dejado patente un punto; los vallisoletanos no han esperado a última hora para rematar sus compras. “Ha habido una tendencia al consumo repartido, pese a que durante la mitad de mes hubo un descenso. Esta batalla de los festivos, por desgracia, la ganan siempre las grandes superficies”, continúa el máximo mandatario de Fecosva, resignado.

 

Los grandes sectores beneficiados, como suele ocurrir en estas fechas, han sido los textiles y la electrónica, mientras que el equipamiento del hogar ha quedado a la baja. Parece que los vallisoletanos, pese a cambiar costumbres de última hora, continúan teniendo claras sus preferencias.