Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Los vallisoletanos atrapados en Nepal, a 200 kilómetros del primer transporte por carretera

Imagen del Campo Base del Everest, arrasado tras el terremoto.

Pablo García, el hijo del exsecretario de Comunicación de CCOO, ha explicado que el grupo de 21 personas se encuentra "en tierra de nadie", en una zona montañosa entre 3.000 y 4.000 metros de altitud.

Pablo García, el hijo del exsecretario de Comunicación de Comisiones Obreras de Castilla y León, Juan José García, ha explicado que el grupo de 21 personas -19 vallisoletanos y un segoviano- del que forma parte su padre se encuentra "en tierra de nadie" en una zona montañosa de Nepal, desde donde tratan de llegar a la ciudad de Pokhara, aunque no tienen garantizado el transporte por carretera.

  

En un artículo publicado en el medio digital de información Eldiario.es, Pablo García relata desde Bruselas -donde reside- la situación del grupo de 21 personas que se encontraba en una zona de 'trekking' relativamente cercana al Annapurna, a "entre 3.000 y 4.000 metros de altura" cuando sobrevino el temblor de 7,9 grados en la escala Richter en la mañana del pasado sábado.

  

Los excursionistas tenían previsto llevar a cabo el conocido como 'trekking del Annapurna', que llega hasta el Thorong, el paso de montaña más elevado del mundo, a 5.416 metros de altura. Desde el sindicato de Comisiones Obreras se insiste en que se encuentran bien, aunque aún a muchos kilómetros de llegar a Pokhara, para de ahí poder tomar el primer transporte.

  

García confirma que hasta este domingo su padre y sus compañeros de viaje se encontraban bien, a pesar del "gran susto" ya que a dicha altura el riesgo es menor. "La amenaza real está en otros dos lugares: fundamentalmente en la gran urbe, Katmandú, y en las grandes cumbres, donde decenas de avezados alpinistas han caído sepultados", ha advertido.

  

Explica que el sábado por la noche, después de que familiares de los excursionistas se pusieran en contacto con la agencia que organizaba el viaje, con el Ministerio de Exteriores y con la embajada de España en Nueva Delhi, el delegado del Gobierno en Castilla y León y el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, quien mostró su disposición para ayudar a sacar de Nepal a los 21, "parecía que la operación salida iba sobre ruedas, pero solo lo parecía".

  

Sin embargo, el domingo 26 se produjo una réplica de escala 6,7 que "desató mucho nerviosismo". Posteriormente conoció que el grupo tiene que "desandar el camino" desde Manang, la zona en la que se encuentran, hasta Pokhara (la segunda ciudad más importante del país nepalí), pero se encuentran "en tierra de nadie" y por el momento desconocen si pueden hacer por carretera un trayecto que a pie supondría "55 horas".

  

El hijo de Juanjo García añade que necesitarán "confiar en los guías locales" que les acompañan y encontrar alguna carretera, pero "el temor a los derrumbes permanece" y hay "otro motivo para inquietarse", como el mal estado en el que se encuentra la capital, Katmandú.

  

La idea inicial, según explicó el actual secretario de Comunicación de CCOO, Luis Fernández Gamazo, era encontrar un medio de transporte aéreo desde Pokhara para llegar a la capital.

  

A los 21 "ya no les da tiempo a llegar al avión de Margallo" -nombre que se ha dado en algunos medios al Herculés que el Ministerio tenía previsto fletar este lunes- y con el que García entiende que "se repatriará a unas pocas personas".

  

Aunque el Ministerio, según García, "dice tener controlados a varios grupos de excursionistas" en Nepal, afirma que una de las personas que contacta con el grupo dice que en realidad son ellos quienes tienen controlados a los 21. "El Gobierno, que ha establecido un raro dispositivo en Nueva Delhi -a 1.200 kilómetros de Katamandú-, da prioridad a los 159 españoles cuyo paradero aún se desconoce, lo cual es normal hasta cierto punto", ha añadido.

Noticias relacionadas