Los usuarios vallisoletanos de autobús ven con buenos ojos la obligatoriedad del cinturón en todos los vehículos

La norma excluye de esta medida de seguridad a los autobuses matriculados antes de 2007. Tráfico estudia limitar la velocidad a estos vehículos.

Nueve muertos y 22 personas heridas. Ese fue el trágico balance del accidente del autobús en la localidad abulense de Tornadizos. Pero la vida sigue y la psicosis no se ha instalado en los usuarios de este medio de transporte. Tribuna de Valladolid ha querido pulsar la opinión sobre la seguridad de estos vehículos y lo ha hecho, precisamente, en el epicentro del transporte vallisoletano: su estación de autobuses.

 

Muchos de los vallisoletanos que cada día viajan en autobús no esconden su temor por lo que sucedió el pasado lunes, pero otros acuden al infortunio para señalar las causas del accidente. No obstante, casi todos los viajeros verían con buenos ojos que se regulara la obligatoriedad de los cinturones de seguridad en todos los vehículos.

 

En la actualidad, el Gobierno estudia la posibilidad de limitar, aún más, la velocidad a aquellos autobuses que, por su antigüedad, no esté equipados con las medidas de seguridad necesarias, como los cinturones.

 

La norma que proyecta Tráfico afectaría a más de 25.000 vehículos en toda España, fabricados antes de 2007, año desde el que se fijó la obligatoriedad de cinturones de seguridad en todos los asientos de este medio de transporte. La medida supondría que aproximadamente el 40% de la flota española vería limitada su velocidad.

 

Asimismo, La Asociación Estatal de Víctimas (DIA), a través de su presidente, Francisco Canes, han solicitado que todos los vehículos, indiferentemente de su año de matriculación, vayan equipados con estas medidas de seguridad.