Los universitarios de Valladolid pagarán 199 euros de media al mes por habitación este curso

Bloque de pisos en la zona universitaria de Valladolid. TRIBUNA

Semejante dato supone un 32% menos que la media nacional, que sitúa el alquiler de un habitáculo en 294 euros.

Los universitarios de Valladolid no podrán decir que tienen mucho motivo de queja, al menos en cuanto a precio de alquiler de habitaciones para el curso 2014/2015 se refiere. Tal y como ha hecho público el portal fotocasa.es, los estudiantes se dejarán una cantidad de 199 euros de media al mes para contar con cuarto propio, un dato que supone un 32% menos respecto al nivel nacional, donde se cobran 294 euros.

 

Los datos del portal web van más allá en este particular estudio. Llama poco la atención comprobar que, como era previsible, las ciudades con las 'tasas' más altas en este sentido son Barcelona y Madrid, con 350 y 335 euros respectivamente, lo que supone un 19% y 14% más respecto al nacional.

 

 

Como ciudades más baratas para alquilar este curso, Santiago de Compostela encabeza la lista, con 183 euros al mes, seguida de la nombrada Valladolid con 199, Granada con 201, Salamanca con 222, Oviedo con 224 y Valencia con 230 euros.

 

Pero volviendo a los números propios de Valladolid, tampoco se puede decir que los estudiantes vivan en pequeños espacios, precisamente. La superficie media de cada uno de estos habitáculos cuenta con 93 metros cuadrados por norma general, mientras que cada habitación de estudiante ocupa 17,6 metros cuadrados.

 

Y parece que, efectivamente, los 'eruditos' de las aulas responden a lo que incitan los datos. Si bien es cierto que el porcentaje de oferta de pisos en alquiler para universitarios apenas alcanza un 2% en toda la ciudad, resulta que este se corresponde con el mismo número en cuanto a demanda se refiere. Es decir, que todo aquel que ofrece un piso a estudiantes en Valladolid, termina como arrendatario.

 

Y es que los números a veces son sencillos, y para los presentes, que dicen que estos pisos son los segundos más baratos de España para los estudiosos, parecen lo bastante claros como para poder decir que en este sentido no tienen de qué quejarse.