Los Tribunales anulan el permiso de la Junta para la celebración de Pingüinos en El Pinar

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León considera que la concentración motorista vulnera las Leyes de Montes y Espacios Naturales.

La sala Contencioso-Administrativo del TSJCyL ha anulado la autorización que la Dirección General de Medio Natural de la Junta concedió al Club Turismoto para celebrar la concentración motera 'Pingüinos' en el Pinar de Antequera, en la capital vallisoletana, al considerar que vulneró la Ley de Montes y Espacios Naturales.

  

Según ha informado este lunes el TSJCyL y Ecologistas en Acción, aunque la sentencia considera que dicha concentración no constituye un "proyecto" susceptible de evaluación de impacto ambiental o sobre la Red Natura 2000, el Tribunal entiende que "no queda suficientemente acreditada la compatibilidad necesaria entre la conservación de los valores naturales con una concentración masiva de motoristas con acampada, máxime cuando los informes técnicos existentes en el expediente administrativo insisten en que los daños al medio natural tienen carácter acumulativo año a año".

  

La autorización de la concentración infringe, según la sentencia, la Ley de Montes de Castilla y León, pero también las Directrices de Ordenación del Territorio de Valladolid y Entorno (DOTVAENT), ya que el Pinar de Antequera está catalogado por las mismas como Área de Singular Valor Ecológico (ASVE) y Parque Metropolitano.

  

Asimismo, ha explicado que el uso especial autorizado por los actos autonómicos "está referido a una actividad recreativa pero con afluencia masiva de asistentes, además de una acampada, instalaciones provisionales y asistencia de otros motociclistas en número elevado, lo cual no se conecta con el régimen de protección previsto en las Directrices para la Protección de los Espacios Valiosos".

  

Tampoco se concilia con el uso recreativo de las directrices para el Sistema Subregional de Parques "dado que lo circunscribe a la aglomeración urbana y a los municipios de su entorno, esto es, al disfrute de los residentes en el municipio donde radica el parque metropolitano o aquellos de municipios cercanos", según consta en la sentencia.

  

Este mismo hecho de que la actividad "consiste en una concentración de motoristas con acampada, cuyos participantes provienen en gran número de fuera de la provincia" motiva que el Tribunal Superior de Justicia aprecie vulneración de la Ley de Espacios Naturales de Castilla y León, al estar declarado bajo su cobertura el Pinar de Antequera como Zona Natural de Esparcimiento, ya que el uso autorizado "no puede ni debe quedar subsumido en el de proporcionar a su población lugares de descanso, recreo y esparcimiento de un modo compatible con la naturaleza", contemplado en la Ley citada.

  

Finalmente, respecto al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid y el Plan Especial del Pinar de Antequera, señala la sentencia que dada la previsión de dos zonas de aparcamiento para motocicletas dentro de la franja del monte público a ocupar y la previsión de asistentes, la Sala estima que la dimensión y envergadura de las actividades objeto de los actos administrativos recurridos "rebasan con exceso las posibilidades autorizadas de recreo y deporte en las determinaciones del planeamiento urbanístico", ya que están destinadas a conductas individuales o de grupos reducidos "excluyendo el uso de vehículos a motor y las aglomeraciones numerosas, en todo caso".

  

La sentencia cuestiona el informe emitido en 2008 por el técnico municipal Jesús Ángel Ortega Valverde, que justificaba la legalidad de la actuación, ya que en realidad está prohibida por la normativa urbanística.

  

Ecologistas en Acción considera que la sentencia del TSJCyL, que no es recurrible, ratifica la imposibilidad legal de utilizar cualquier lugar del Pinar de Antequera para la realización de la concentración motorista "Pingüinos", y lamenta que el Ayuntamiento de Valladolid y la Junta "se hayan valido una vez más de la lentitud de la Justicia".

  

Por todo ello, los ecologistas exigen a la Junta que ejecute sin dilación el aval de 45.000 euros requerido al Club Turismoto para la restauración del pinar, procediendo a realizar de inmediato las actuaciones contempladas en el Plan de Ordenación del Pinar de Antequera para el periodo 2012-2023, incluyendo la retirada de infraestructuras, la demolición de las construcciones, el acondicionamiento de caminos y senderos, la descompactación del suelo, la plantación de 8.000 unidades de pino piñonero, encina y sabina y el riego de las plantas durante cinco veranos.