Los tratamientos personalizados reducen el uso de la quimioterapia para el cáncer de mama

 Hospital de Bellvitge

El uso de tratamientos personalizados está permitiendo reducir el uso de la quimioterapia para tratar el cáncer de mama, que es el tumor más frecuente en las mujeres en Cataluña, con 5.000 casos nuevos cada año.

El Hospital de Bellvitge y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) han organizado una jornada sobre los efectos secundarios de los tratamientos del cáncer de mama en la que han participado profesionales, pacientes y familiares.

Los especialistas han explicado que el 50% de los tumores de mama se tratan mediante quimioterapia --una técnica con múltiples efectos secundarios como vómitos o caída del pelo--, pero este porcentaje se está reduciendo paulatinamente gracias al uso creciente de tratamientos personalizados que permiten seleccionar los tumores menos agresivos.

Uno de estos tratamientos es la plataforma de genes, una herramienta que permite analizar los genes implicados en la progresión de la enfermedad y que ayuda a identificar si un tumor es de alto riesgo y si responderá a la quimioterapia.

El Instituto Catalán de Oncología utiliza la plataforma de genes desde principios de 2012 en mujeres con tumores de entre 1 y 3 centímetros, que no tengan afectados los ganglios axilares y que respondan a tratamientos hormonales, lo que equivale al 10% de las pacientes.

Miguel Gil, oncólogo médico del ICO, ha explicado que el análisis de genes "ayuda a discriminar en los casos en los que el análisis convencional no deja claro si conviene hacer quimioterapia o no" y ha asegurado que se están haciendo investigaciones para acabar de confirmar que también es útil en mujeres con hasta tres ganglios afectados.

Por su parte, la coordinadora de la Unidad Funcional de Cáncer de Mama, Maria Jesús Pla, afirma que "los médicos son conscientes de que se está dando más quimioterapia de la que se debería, pero la dificultad es poder diferenciar muy bien qué tumores la necesitan y cuáles no".