Los trasplantes de ovarios parecen ser seguros y eficaces

Ovarios

En las mujeres a las que se les ha extirpado tejido ovárico, su almacenamiento y trasplante posterior de nuevo en ellas en una fecha posterior ofrece una buena oportunidad para lograr que se queden embarazadas.

En las mujeres a las que se les ha extirpado tejido ovárico, su almacenamiento y trasplante posterior de nuevo en ellas en una fecha posterior ofrece una buena oportunidad para lograr que se queden embarazadas, según una revisión de una gran serie de trasplantes ováricos realizados en todo el mundo.

 

El estudio, que se publica este miércoles en 'Human Reproduction', muestra que, en algunos pacientes, el tejido ovárico trasplantado puede durar por lo menos diez años. Además, el procedimiento parece tener poco riesgo de causar un retorno de la enfermedad que había llevado a la extirpación inicial del tejido.

 

El tratamiento para el cáncer es generalmente la razón por la que el tejido ovárico se retira antes del tratamiento con la esperanza de que pueda ser trasplantado en el paciente en una fecha posterior para preservar su fertilidad. Sin embargo, ha habido preocupaciones de que el tejido trasplantado podría contener células cancerosas que puedan inducir una recurrencia del cáncer.

 

La doctora Annette Jensen, estudiante y médico en el Laboratorio de Biología Reproductiva en 'Rigshospitalet', en Copenhague, Dinamarca, y colegas de Rigshospitalet, el Hospital Universitario de Odense y el Hospital Universitario de Aarhus, en Dinamarca, revisaron los resultados de 41 mujeres danesas que habían tenido un total de 53 trasplantes de tejido ovárico descongelado y a las que se había seguido durante diez años para evaluar la función ovárica, la fertilidad y la seguridad del procedimiento.

 

El programa de trasplante de ovario comenzó en Dinamarca en 2000 y desde entonces cerca de 800 mujeres han congelado su tejido. Para este trabajo, los investigadores estudiaron los resultados de las mujeres que habían recibido trasplantes entre 2003 y 2014. La edad media de las mujeres en el momento en que el tejido se congeló fue de 29,8 años y la edad media cuando se realizó el primer trasplante era de 33.

 

De las 41 mujeres, 32 deseaban quedarse embarazadas. Un total de diez (31 por ciento) lo consiguieron y tuvieron al menos un hijo (14 niños en total); esto incluye a una mujer que está en su tercer trimestre de embarazo. Además, hubo dos abortos legales, uno porque la mujer se separó de su pareja y el otro debido a una recurrencia de cáncer de mama; una tercera mujer sufrió un aborto involuntario en su semana 19 de gestación.