Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los tramos malditos de carretera en Valladolid

Kilómetro 117 de la A-62, a la altura de El Molar, uno de los cuatro puntos negros de Valladolid para este 2014. DGT

La dirección General de Tráfico ha avisado de la existencia de cuatro puntos negros en la Provincia, en los que se han dado trece accidentes este 2014 con 22 heridos y un fallecido.

¿QUÉ ES UN PUNTO NEGRO?

 

También llamados Tramos de Concentración de Accidentes (TCA) por la DGT, son lugares donde se dan mayor cantidad de estos incidentes en un corto periodo de tiempo. Suelen ser por baja visibilidad, por intersecciones o curvas peligrosas.

La clausura de año, por norma general, supone un derroche de alegría y celebración, pero no para los datos que cada ofrece la Dirección General de Tráfico en cuanto a número de accidentes se refiere. Y es que en Valladolid los tramos más peligrosos quedan claramente marcados para este 2014, nada menos que cuatro puntos negros que han supuesto 22 heridos y un fallecido en la provincia.

 

Lo cierto es que estos cuatro puntos se reparten de manera bastante equitativa los trece accidentes que acumulan. A saber, el kilómetro 117'7 de la autovía A-62 suma tres con nueve heridos, la VP-5801 en su kilómetro 2 otros cuatro accidentes con ocho heridos, la Va-20 en el kilómetro 8'2 tres más con mismo número de heridos y, por último, la CL-602 en Íscar, en el kilómetro 95'7, ha visto tres accidentes con dos heridos y el único fallecido del año.

 

Así las cosas, Valladolid se sitúa como la segunda provincia más 'peligrosa' de la Comunidad Autónoma con estos trece accidentes, por detrás de Salamanca, con otros tres puntos negros. Precisamente uno de los más llamativos es el de Santa Marta de Tormes, en el kilómetro 91'6 de la Sa-20, y en el que se han dado ocho accidentes en este 2014, aunque todos ellos sin ningún fallecido.

 

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, hizo balance para Tribuna de todo lo relacionado en materia de seguridad para la provincia, de manera que, también para los accidentes de tráfico, quiso destacar que "ha sido un buen año en Valladolid", si bien completó diciendo que "siempre queda por mejorar" y que "todo aquello que suponga una llamada a las autoridades ya será un motivo para seguir trabajando", además de lamentar todos los fallecimientos.