Los trabajadores recogen más de 1.000 firmas contra el cierre del Alimerka de La Flecha

Los trabajadores del supermercado de Alimerka en La Flecha, en el municipio vallisoletano de Arroyo de la Encomienda han entregado al alcalde, José Manuel Méndez Freijo, más de 1.000 firmas recogidas contra el cierre del establecimiento, que se hizo efectivo el pasado martes, 14 de enero.

Según ha explicado a Europa Press la representante sindical del sector de Supermercados de CC.OO, Mónica González, fueron los 22 empleados de la tienda quienes tuvieron la iniciativa de recoger firmas entre los clientes y habitantes de la localidad y, finalmente, han logrado un apoyo "muy importante", con 1.057 firmas en un "tiempo récord" de apenas 30 días.

  

Con estas firmas, registradas en el Consistorio de Arroyo, pretenden mostrar que el Alimerka de La Flecha "ha sido una pérdida muy grande" para los ciudadanos de este núcleo de población, uno de los principales que forman el municipio.

  

Los representantes de los trabajadores también han querido agradecer el apoyo prestado por el alcalde de la localidad, a quien han reclamado que intente conseguir, "si existe algún método", que "las puertas del Alimerka se puedan reabrir".

  

El Ayuntamiento recordó, a través de un comunicado, que el regidor tuvo la oportunidad de charlar con los trabajadores la semana pasada en un encuentro en la Alcaldía para conocer su preocupación por el inminente cierre. Méndez se comprometió a hablar con la propiedad del local por si una bajada del alquiler podía evitar su cierre, "aunque finalmente no ha podido ser".

  

Los 22 trabajadores del supermercado de Alimerka, tal y como acordó la representación laboral con la Dirección, no "irán a la calle" pues serán reubicados en las otras ocho tiendas con las que cuenta la empresa en Valladolid capital y la provincia.

  

Para ello, ha explicado Mónica González, se tendrán en cuenta los criterios de proximidad con el domicilio y con el colegio en el que estén escolarizados sus hijos, en el caso de tenerlos. No obstante, la representante laboral, ha explicado que varios de los "nueve ó diez" trabajadores que viven en el municipio de Arroyo se han visto perjudicados porque no todos han podido reubicarse en el otro establecimiento del pueblo, situado en el núcleo de La Vega.