Los trabajadores de Lauki y Dulciora piden en Villalar “que no les roben el futuro”

Ambas empresas siguen en su postura de cerrar las sedes de Valladolid y los empleados protestaron este sábado en la campa y en el pueblo, apoyados por los representantes de partidos políticos.

Si hay un clásico reivindicativo en Castilla y León, ese es sin duda Villalar. Momento en que todas las empresas y negocios con dificultades aprovechan para agarrar sus pancartas y protestas para hacer ver su descontento, que la situación que les quieren vender no les convence. Y así se presentaron en la campa los trabajadores de Lauki y Dulciora, apoyados por todos los partidos políticos en su lucha. El problema es que en este caso aquellos a los que querían hacer llegar su mensaje, los directivos de sus empresas, no estaban allí, claro.

 

Fue primero Juan Vicente Herrera, presidente de la Junta de Castilla y León, quien decidió acercarse nada más llegar al pueblo vallisoletano a los trabajadores de Lauki, ataviados con pancartas, para saludarles a todos antes de su acto de lectura institucional. Pero era solo el principio. Todos y cada uno de los partidos, con Luis Tudanca en el caso del PSOE, Luis Fuentes en el de Ciudadanos, el mismísimo Alberto Garzón y José Sarrión por IU-Unidad Popular, además de los representantes de sindicatos como UGT, Comisiones Obreras o CGT, se dejaron ver a lo largo del pueblo y la campa de Villalar.

 

¿Y todo para qué? Pues para hacer ver sus derechos. “Volvemos a hablar el 28 de abril con los directivos, ellos se mantienen en su intención del cese de actividad”, aseguró José Manuel González, como representante sindical de Lauki, en referencia a los directivos de Lactalis. “Nosotros hemos dicho que si hace falta un ERE hace falta un ERE, pero hay viabilidad”.

 

Dulciora no se quedó atrás, claro. “Hemos recibido un comunicado y nada más, no sabemos nada. La semana que viene tendremos las primeras reuniones, el día 27, con representantes de Mondelez. Nuestra postura inicial no es otra que no al cierre, la fábrica es competitiva”, aseguró Belén Bueno, por parte de la empresa de dulces. Bien hay que decir que este cierre no sería como el de Lauki, para este mes de junio, sino para 2017. Por cierto que ambas empresas leyeron un comunicado frente al monolito de la Plaza de Villalar.

 

Más allá de los actos de protesta y reivindicativos que se pudieron ver en Villalar este sábado, lo cierto es que fueron muchos los ciudadanos que se volcaron con los trabajadores de estas empresas. Pegatinas, pancartas y pins que lucieron en los pechos de los miles de personas que se dieron cita en el municipio vallisoletano, haciendo ver una vez más que cada 23 de abril es día de protesta.

Los trabajadores de Lauki y Dulciora, este sábado en Villalar. JORGE IGLESIAS

Noticias relacionadas