Los trabajadores de Bankia salen a la calle en defensa de sus puestos de trabajo

Más de 200 trabajadores, casi el 70% de la plantilla de Bankia en la provincia de Ávila, se han concentrado en la tarde de este miércoles en la Plaza de Santa Teresa de la capital abulense como medida de protesta por un proyecto de reestructuración de la entidad financiera que en principio dejará en la calle a seis mil personas en toda España

El repesentante de UGT Javier Sánchez ha señalado que la concentración quiere dejar patente el malestar de los trabajadores "ante la reestructuración tan salvaje que han puesto sobre la mesa los gestores de Bankia". Sánchez ha indicado que "es inadmisible que el salvamento de Bankia lo paguen directamente los trabajadores con la salida de 6.000 personas via despido".

 

De igual manera, el representante de UGT ha asegurado que "hay otra forma de hacer las cosas, otras posibilidades menos traumáticas y más eficaces para sacar Bankia adelante". Los representantes sindicales no han realizado aun un estudio del impacto geográfico de esta medida en la provincia ya que aseguran no dar credibilidad a la propuesta, "y no vamos a discutir el impacto territorial hasta que no empecemos a hablar de otras condiciones de salida".

 

Para el representante de Comisiones Obreras en la entidad financiera, José Luis Hernández de la Calle, "es una aberración que sean 6.000 personas y 1.100 oficinas". Hernández de la Calle ha asegurado que "Europa no ha justificado esos números y tampoco ha dicho como hay que hacerlo", a lo que ha objetado que "hay que hacerlo entre todos, negociando para sacarlo adelante como sea, no sólo para sanearlo de personas sino también para que tenga un futuro que le permita seguir dando servicio a la comunidad".

 

Este miércoles ha dado comienzo de manera formal la negociación del Expediente de Regulación de Empleo propuesto por Bankia. Sin embargo, y según ha criticado el representante de CCOO, "llevamos mes y medio negociando anticipadamente y la entidad no ha variado ni un ápice su postura inicial de 22 días por año trabajado y 14 mensualidades, que contempla también una bajada de sueldo para los que se queden de cerca del 40%".

 

En este sentido el representante de CSICA, José Manuel Rodríguez, ha asegurado que "las condiciones en las que se van a quedar los trabajadores que se mantengan no son nada halagüeñas" y ha indicado que "dejar a estas personas en precario puede ser mortal para Ávila capital y provincia".

 

Los representantes sindicales han manifestado que las protestas en la calle se intensificarán hasta el día 8 de febrero, fecha en la que finalizarán las negociaciones del ERE, mientras no se alcance un acuerdo.