Los toros de Miura, garantía de espectáculo para cerrar los encierros de San Fermín 2015

El último encierro con la ganadería de Miura ha sido el más rápido y uno de los más limpios de la fiesta pamplonica. Los toros han tardado dos minutos y cinco segundos en llegar a la plaza y no ha habido ningún herido por asta.

Los astados, tres cárdenos y tres negros, no han embestido contra los corredores, aunque sí han atropellado a su paso a algunos mozos debido a la gran velocidad de la carrera. La carrera ha durado 2 minutos y 5 segundos, la más rápida de las últimas décadas, aunque en general las ocho encierros de Sanfermines 2015 han sido también veloces.

 

El último encierro ha comenzado puntual a las 8 de la mañana desde los corrales de Santo Domingo. Dos cabestros han salido en cabeza y tras ellos se han situado cuatro toros, el resto de cabestros y acto seguido los dos últimos astados.

 

El primer susto se ha vivido a la derecha de la cuesta, cuando un mozo que iba pegado a la pared ha vuelto hacia la calle y un astado le ha dado con el pitón derecho y lo ha tirado al suelo.

 

Posteriormente, un toro ha ido haciéndose con la cabeza del grupo a un fuerte ritmo y la manada ha llegado sin incidentes hasta Mercaderes, donde un mozo ha guiado a los astados en una veloz carrera hasta la curva para enfilar Estafeta. En este punto, otro corredor ha pasado apuros tras quedarse encerrado entre la pared y la manada.

 

Los astados no han resbalado en la curva y han afrontado rápidamente la calle Estafeta perfectamente agrupados. Pese a la alta velocidad, algunos mozos han podido realizar bonitas carreras por toda la calle, aunque se han registrado algunas caídas.

 

A la salida de Estafeta, un toro ha volteado a un mozo que se ha encontrado a su izquierda y ha puesto en aprietos a varios corredores que estaban en esta zona del vallado, arrollando a algunos de ellos. No obstante, el toro ha vuelto al centro de la calle para volver a hermanarse con la manada.

 

En la bajada al callejón y en el propio callejón se han registrado múltiples caídas, pero los astados han mantenido su comportamiento noble y no han embestido, hasta que finalmente han llegado sin incidentes a los chiqueros de la plaza de toros.

 

Los astados serán lidiados esta tarde en la plaza de toros de Pamplona por los diestros Manuel Escribano, Luis Bolívar y Salvador Cortés.

Noticias relacionadas