Los sueldos de los políticos en 2015, congelados pero con muchos ceros

¿Alguna vez te has preguntado cuánto cobra el presidente del Gobierno? ¿O cuánto se embolsa el presidente del Congreso por su trabajo? El articulado de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015, permite responder a esas preguntas.

 

Concretamente, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, percibirá en 2015 una retribución anual de 78.185,04 euros, lo que supone un sueldo bruto mensual de 6.515,42 euros, el mismo que percibe este año  y que era la cantidad que cobrba su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, desde los recortes de mayo de 2010.

 

Hasta mayo de 2010, el jefe del Ejecutivo tenía asignado una retribución anual de 91.982,4 euros, la misma cuantía desde 2088. en aquella coasión se introdujo un recorte del 15 por ciento y, desde entonces, el sueldo anual del jefe del Ejecutivo quedó fijado en 78.185,04 euros euros, sin pagas extraordinarias, la misma cuantía que ahora ha mantenido el Gobierno popular.

 

El resto de los miembros del Ejecutivo también verán congelado su salario en 2015. Así, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, recibirá un sueldo anual de 73.486,32 euros (6.123,86 euros al mes), mientras que los ministros ganarán 68.981,88 euros (5.748,49 euros mensuales). 

 

UN SECRETARIO DE ESTADO, POR ENCIMA DE UN MINISTRO

 

En lo que se refiere a los secretarios de Estado y asimilados, el sueldo base para este 2015 se ha calculado en 12.990,72 euros, a lo que se añade un complemento de destino de 21.115,92 y uno específico de 32.948,67 euros. El total, el mismo que rige desde mayo de 2010, alcanza los 67.055,31 euros, a los que se suman dos pagas extraordinarias de 655,84 euros más la cuota correspondiente del complemento de destino.

 

Por su parte, los subsecretarios mantienen una retribución global de 59.451,39 euros anuales y los directores generales y asimilados cobrarán 50.832,33, en ambos casos sumando sueldo, complementos y dos pagas extra que incluyen, además de la parte proporcional del complemento de destino, algo más de 700 euros.

 

También permanecen sin variación las retribuciones del presidente del Consejo Económico y social, fijada en 85.004,28 euros, y del presidente del Consejo de Estado (77.808,96 euros) y sus consejeros (más de 71.000 euros).

 

Todos estos sueldos están muy por debajo de las retribuciones que percibirán los presidentes del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (130.152,62 euros), del Tribunal constitucional (192,271,46 euros) y del Tribunal de Cuentas (112.578,34 euros).

 

Por encima de todos ellos está el presidente del Congreso, que percibe mensualmente unos 13.750 euros incluyendo la asignación económica de cada diputado más el complemento como miembro de la Mesa del Congreso, la ayuda por ser diputado fuera de Madrid y el dinero para gastos de representación y de libre designación, todo ello multiplicado por 14. En total, su retribución anual supera los 192.000 euros.

 

PARTIDA PARA FINANCIAR PARTIDOS

 

Por otro lado, los presupuestos incluyen una partida destinada a subvenciones para partidos políticos, que en 2015 ha quedado fijada en 156,43 millones de euros, lo que supone un incremento del 84 por ciento habida cuenta de que el próximo año se prevén celebrar tanto elecciones municipales en mayo como generales en noviembre.

 

Según consta en el proyecto de presupuestos generales para 2015, el Gobierno ha previsto un total de 156.435.340 euros para subvenciones a partidos políticos, incluyendo en esa partida las ayudas al funcionamiento ordinario, las aportaciones para sufragar gastos de seguridad y las subvenciones para afrontar las campañas electorales. En 2014 el presupuesto global para este capítulo era de 84,75 millones.

 

Lo que varía respecto a 2014 es lo relativo a las subvenciones para cubrir gastos electorales, habida cuenta de los dos comicios previstos el próximos año. Para el próximo año se calculan 101,02 millones de euros frente a los 29,34 millones del presente ejercicio, en el que ha habido elecciones europeas.

 

BAJA LA PARTIDA PARA EXPRESIDENTES POR LA MUERTE DE SUÁREZ

 

Por otro lado, en el presupuesto del Ministerio de la Presidencia se indica que la dotación prevista para los expresidentes del Gobierno baja de 298.320 a 223.740 euros, habida cuenta del fallecimiento de uno de sus perceptores, Adolfo Suárez. Los otros tres expresidentes (Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero) seguirán percibiendo unos 75.000 euros al año.

 

La cantidad asignada a cada expresidente fue mayor en el ejercicio presupuestario de 2011, en el que sólo había cuatro expresidentes --aún vivía Leopoldo Calvo Sotelo—y Zapatero todavía estaba en el poder. Aquel año esta partida llegó a sumar 360.620 euros.

 

Entonces, cada uno de ellos llegó a contra con cerca de 80.000 euros, cifra que había alcanzado los 90.000 en 2010.