Los soldados de Ferrer-Dalmau toman Las Francesas

El pintor catalán, aunque afincado en Valladolid, inaugura la muestra 'Soldados de España en la historia', una exposición con 35 lienzos que hace un recorrido por la historia militar española.

Soy catalán, español y amo al ejército y la historia militar española”. Así se ha presentado el pintor Augusto Ferrer-Dalmau que expone desde hoy en la sala municipal de las Francesas la muestra pictórica ‘Soldados de España en la Historia’, un recorrido en 35 óleos desde los tercios al ejército actual.

 

Ferrer-Dalmau, afincado desde hace tres años en Valladolid, cree que existe mucha “incultura militar en España” y ante este hecho es muy difícil “amar al ejército y el patriotismo decae”. El pintor aboga porque “los problemas tienen más fácil solución cuando uno es patriota”.

 

La mayoría de las obras expuestas en esta muestra están en manos privadas. De hecho, el comisario de la exposición Germán Segura explicaba el esfuerzo para reunir “la mayor exposición de Ferrer-Dalmau”. En este sentido, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, apuntó que incluso ha sido necesaria una orden ministerial para que una de las pinturas, propiedad del ministerio de Defensa, pudiera viajar hasta Valladolid.

 

El regidor se mostraba tríplemente satisfecho por esta muestra. “Primero porque siento una profunda admiración por el pintor, segundo porque soy claramente devoto de la pintura hiperrealista y, en tercer lugar, porque estaba empeñado de que esta muestra viera la luz en Valladolid”. León de la Riva está convencido que se trata de un paseo “por nuestra historia a través de nuestros soldados”.

 

Los visitantes podrán disfrutar de pinturas en las que el soldado es el “verdadero protagonista”, dice Segura. Desde aquellos piqueros de los tercios, zapadores o lanceros en la Guerra de la Independencia, tiradores de la Guardia Real o legionarios, hasta batallas tan conocidas como La toma de Biutz, La Vicalvarada o La Cincomarzada.

 

Aunque quizá el óleo que más sorprende es el de La Patrulla, de más de dos metros, firmado este mismo año, y que recoge la labor de las tropas españolas en tierras afganas, que el propio pintor visitó el pasado verano. Dalmau pidió a su amigo Arturo Pérez Reverte que escribiera algo en el reverso del lienzo. El escritor absorto por el resultado escribió: “durante siglos en cada una de sus huellas estuvo España”.