Los socios no terminan de arropar al Real Valladolid

Varios aficionados del Real Valladolid en el estadio durante el desarrollo de un partido. BORIS GARCÍA

La media de espectadores en los once partidos ligueros disputados en Zorrilla esta temporada es de 10.047, ni siquiera el 80% de los abonados.

ASISTENCIA TEMPORADA 2014/2015

 

Mallorca: 7.895 espectadores.

 

Racing: 8.546 espectadores.

 

Tenerife: 10.252 espectadores.

 

Betis: 16.800 espectadores.

 

Ponferradina: 10.309 espectadores.

 

Girona: 10.913 espectadores.

 

Las Palmas: 10.047 espectadores.

 

Recreativo: 8.861 espectadores.

 

Barcelona B: 9.081 espectadores.

 

Alavés: 9.107 espectadores.

 

Lugo: 8.715 espectadores.

“Los datos que manejamos los clubes es que la asistencia a los campos ha subido en esta temporada respecto al año pasado, que ya subió un 4’3%. Siempre esperas algo más, pero creo que movemos más gente que cualquier tipo de espectáculo o evento que pueda hacerse en Valladolid”. Las palabras de Carlos Suárez, en una entrevista publicada hace unos días en El Norte de Castilla no dejan lugar a dudas; el presidente del Real Valladolid se muestra optimista en cuanto a datos de asistentes a Zorrilla se refiere. Pero no debería.

 

Y es que las cifras de futboleros que acuden al estadio José Zorrilla cada dos fines de semana tampoco son para tirar cohetes. Tras once partidos ligueros disputados en el templo blanquivioleta, la media de espectadores se sitúa en 10.047 forofos, un número que podría calificarse como aceptable en Segunda División... de no ser porque el Real Valladolid cuenta con 12.639 socios.

 

Así, la relación es simple. Ni siquiera el 80% de los abonados con los que cuenta el club presidido por Carlos Suárez asiste de manera habitual a los partidos. Concretamente, solo acuden un 79’49% de ellos. Por no hablar de que siempre está abierta la posibilidad de la venta particular de entradas, que tampoco parece estar muy pródiga esta temporada.

 

De esta manera en las siete victorias, tres empates y tan solo una derrota que ha ofrecido el equipo de Rubi sobre el césped de Zorrilla, han sido 110.526 el total de personas que han desfilado por los tornos para presenciar el espectáculo. Por supuesto les hay con más y menos asistencia. El más visto, de manera amplia, fue el partido que terminó 0-0 ante el Betis, con exactamente 16.800 asistentes. El de menos, en la primera jornada frente al Mallorca todavía en agosto y en plena campaña de socios, contó con 7.895.

 

Por supuesto, ahora cabe preguntarse el porqué de tan baja asistencia. Habrá quienes digan que el descenso de categoría se nota, algo obvio, otros que si el frío de Zorrilla, aquellos que a fin de cuentas la posibilidad de ver el choque desde el sofá de casa con una manta por encima es mucho más atractivo. Sin ir más lejos, el último encuentro en la visita del Lugo rondó los cero grados hace poco más de una semana y era televisado por La Sexta. Por no hablar de que, sin minusvalorar a nadie, no es lo mismo ver al Valencia, Sevilla o Barcelona que al Lugo, Sabadell o Alavés. Por desgracia, esto solo se resuelve con un regreso a Primera División.