Los socialistas proponen reforzar el Programa Europeo de Ayuda Alimentaria a los "más necesitados"

El PSOE Valladolid propondrá al Pleno de este martes, 2 de septiembre, reforzar la financiación del Programa Europeo de Ayuda Alimentaria a las personas más necesitadas, pues en 2014 la cantidad y el número de alimentos se reduce "significativamente".

Para la ejecución del Plan 2014 se aprecia una "significativa" reducción del número de productos de la cesta básica, que pasa de 14 en 2013 a solo 9 en 2014. Además, han desaparecido alimentos "tan importantes como el aceite, los garbanzos, el queso, la fruta en conserva sin azúcar añadido y los cereales infantiles.

  

A pesar de ello, el Fondo Español de Garantía Agrícola (FEGA), sostiene que esta cesta permite que las personas desfavorecidas puedan preparar "fácilmente" una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

  

Sin embargo, para la concejala socialista Rafaela Romero, la crisis económica y las políticas de recortes de derechos en sanidad, educación y política social llevadas a cabo por el Gobierno "están contribuyendo a ampliar la desigualdad social".

  

Romero considera que esta "dramática" situación hace "absolutamente necesario" reforzar, por parte de las administraciones públicas, la atención directa a los ciudadanos que se encuentran en situación de pobreza o exclusión social, informaron a Europa Press fuentes del Grupo.

  

"Es evidente que se ha producido una merma significativa en la calidad y variedad de los productos básicos que integran la cesta, lo que aumenta la dificultad para una alimentación correcta y equilibrada a numerosas familias", ha apuntado.

 

PLAN DE AYUDA

  

Uno de los instrumentos con los que cuenta el Gobierno de España es el Plan de ayuda alimentaria a los más necesitados (PEAD), establecido por la Unión Europea y gestionado a través del FEGA. Este Plan trata de poner a disposición de las personas necesitadas, de forma gratuita, alimentos básicos de calidad.

  

En 2013, Cruz Roja Española y la Federación Española de Bancos de Alimentos, designadas por el FEGA, distribuyeron en todas las provincias el total de los alimentos, 80 millones de kilogramos, con un valor de 85,6 millones de euros, a más de 9.000 entidades benéficas que, a su vez, atienden a más de 2.000.000 de personas.

  

En Valladolid y provincia, este Programa atendió en 2013 a 24.500 personas, de ellas más de 1.500 niños mayores de dos años y 1.100 lactantes, a través de 169 Asociaciones.

  

"Tal es la importancia de este recurso", según las mismas fuentes, que en la Comunidad Cruz Roja Española y la Federación de Bancos de Alimentos, firmaron en 2013 un Convenio de colaboración con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, lo que dio como resultado la puesta en marcha de un dispositivo de emergencia social de distribución de alimentos y la constitución de una red de atención para una respuesta temprana ante casos de necesidad alimentaria.