Los sindicatos rechazan la implantación del modelo de unidades de gestión clínica por el perjuicio que supondran

Las centrales sindicales Satse, UGT, CCOO, CSI-F y USCAL han manifestado su rechazo a la implantación del nuevo modelo de unidades de gestión clínicas al considerar que supondrá "una merma" en los derechos laborales de los trabajadores, además de una reducción del personal y de los recursos, lo que afectará a la asistencia que se preste a los pacientes.

Así lo ha puesto de manifiesto la secretaria de Acción Sindical de Satse, Patricia San Martín, en declaraciones a los medios a las puertas de la sede de la Consejería de Sanidad antes de participar en la Mesa Sectorial en la que se abordará el decreto que regula la constitución de las unidades de gestión clínica que ya funcionan en el departamento de Psiquiatría del Hospital de Zamora y en Cardología del Clínico de Valladolid.

 

San Martín ha puesto en duda de que en la Mesa Sectorial se pueda llegar a un acuerdo en esta materia ya que, según ha apuntado la responsable de Satse, "este modelo es un objetivo político" de la Consejería que preside Antonio María Sáez Aguado por lo que cree que la reunión de este miércoles "es un mero trámite".

 

Asimismo, San Martín ha indicado que el modelo de unidades de gestión clínica "perjudicará a los trabajadores" en sus "derechos profesionales y laborales" además de que ha apuntado que también afectará a los pacientes "porque supondrá una reducción del gasto".

 

Patricia San Martín ha explicado que con este nuevo modelo de autogestión "se da más poder a los jefes de cada servicio" lo que conllevará, según sus propias palabras, "a una coacción de los derechos laborales" además de que ha augurado un recorte del número de profesionales y de medios, y así ha puesto el ejemplo de la unidad de Psiquiatría de Zamora, donde al ponerse en marcha este sistema "se despidió a los ocho celadores".

 

Además, la responsable de Satse ha indicado que con este sistema habrá un director de Unidad de Gestión Clínica "que pactará unos objetivos asistenciales y económicos" que si se alcanzan "implicará una reducción del gasto del año siguiente" y así de forma sucesiva.