Los sindicatos protestarán ante la prisión de Valladolid por un modelo "público" de Instituciones Penitenciarias

Los sindicatos CSI-F, UGT y CCOO han convocado una protesta ante el Centro Penitenciario de Valladolid en defensa de un modelo "público" de Instituciones Penitenciarias, en contra de las privatizaciones y en favor de más recursos humanos y "dignidad" para el trabajo que desarrollan estos profesionales.

La movilización se desarrollará el día 28 de noviembre a las 12.00 horas en la entrada del Centro Penitenciario de Valladolid, dentro de la serie de concentraciones que se vienen realizando de forma escalonada en los distintos centros dependientes de la Secretaría de Estado de Instituciones Penitenciarias.

 

Las organizaciones sindicales y los empleados públicos penitenciarios tratan de defender e impulsar diferentes propuestas, "esenciales y urgentes", para mantener el modelo "público" de Instituciones Penitenciarias.

 

En concreto, exigen la "paralización inmediata" del proceso de privatización de Instituciones Penitenciarias, que aseguran que se ha iniciado con la seguridad exterior, pero además plantean la necesidad de cubrir los recursos humanos necesarios para garantizar el correcto desarrollo de este servicio público, para lo que reclaman que se aborde el déficit estructural de personal, "agudizado por la falta de oferta de empleo público, la inexistencia de tasa de reposición de personal y el envejecimiento de la plantilla".

 

RECONOCIMIENTO

 

En la misma línea, piden que se "respete" a los empleados públicos penitenciarios y que se reconozca su profesionalidad y se defienda la dignidad de su trabajo y reclaman que la Administración les facilite, como en todos los ámbitos laborales, la dignidad de sus condiciones laborales. "La última medida en este sentido ha sido la reducción de la limpieza a la mitad, mientras que se mantiene el presupuesto intacto en la Secretaría General", han señalado.

 

Además, han incidido en que la falta de presupuesto necesario "no permite" el mantenimiento adecuado de los centros penitenciarios, pero además aseguran que supone "mermas graves" tanto de las condiciones laborales como de la seguridad y por lo tanto de sus condiciones de trabajo.

 

Asimismo, han señalado que se han dado otra serie de condiciones que "agreden directamente" a la dignidad del trabajador penitenciario como reducción importante de las retribuciones, aumento de expedientes disciplinarios, disminución importante de la acción social, de los días de vacaciones, de los días de asuntos propios, supresión de la paga extra 2012, etcétera.

 

Por todo ello, han agregado que "prisiones no puede soportar ya más recortes ni privatizaciones y estos sindicatos seguirán apoyando las movilizaciones que se realicen para que todos estos problemas se corrijan y se conceda  al trabajo, dentro de las instituciones penitenciarias, la dignidad que se merece".