Los sindicatos plantean movilizaciones si no se trasladan ya los talleres de Renfe en Valladolid

TRIBUNA

Comisiones Obreras pedirá en el Consejo de Administración de Renfe que manifieste una fecha para el inicio del traslado a los nuevos talleres.

Comisiones Obreras ha advertido de que intensificará las movilizaciones si la Sociedad Valladolid Alta Velocidad no da una respuesta "clara y concreta" al traslado a los nuevos talleres de Renfe en la próxima reunión prevista para el jueves, 25 de febrero.

 

Asimismo, el sindicato ha adelantado que pedirá al Consejo de Administración de Renfe que se manifieste sobre una fecha "concreta" para el inicio del traslado a las nuevas instalaciones ubicadas en el Páramo de San Isidro, que CCOO considera que debería empezar como muy tarde el 1 de abril para no perder carga de trabajo.

 

Así lo han expresado en rueda de prensa responsables del sector ferroviario del sindicato, encabezados por el secretario general de la Federación de Servicios y a su vez trabajador del sector, Carlos Julio López Inclán, quien ha advertido de que si no se da respuesta a este problema se podrían poner en peligro 1.000 empleos.

 

López Inclán considera de "gravedad" que no se solucione el problema del traslado a los nuevos talleres porque existe la posibilidad de no llegar a tiempo para recibir el mantenimiento de los trenes serie S-103 de Alta Velocidad de Siemens, para lo que sería necesario que las nuevas instalaciones estuvieran en marcha con sus trabajadores en septiembre, ya que de lo contrario se "pondría en entredicho el futuro del taller".

 

Sin embargo, para poder hacer el mantenimiento de estos trenes en septiembre, es necesario que las personas que trabajan en los talleres actualmente lleven a cabo 8.000 horas de formación y se homologue y recepcione el material adquirido, lo que llevaría unos cuatro meses, por lo que si se tiene en cuenta que agosto prácticamente no se puede contar el traslado tendría que empezar como "muy tarde" a principios de abril y "si es marzo, mejor".

 

Precisamente eso es lo que han trasladado los miembros del sindicato en las reuniones mantenidas con el Ayuntamiento de Valladolid la pasada semana y el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, este mismo martes, mientras que no han obtenido una fecha para hacerlo con Renfe.

 

El responsable de la Federación de Servicios ha recordado los problemas para el traslado como el bloqueo de los diez millones necesarios para recibir la maquinaria suministrada y así empezar la formación de trabajadores; el problema de la permuta de terrenos al considerarse de mucho más valor el taller nuevo que el espacio que ocupa el antiguo en Farnesio (200 millones frente a unos 50); y las cuestiones más logísticas del propio traslado, que cree que tienen "fácil solución".

 

Sin embargo, las dos primeras cuestiones cree que son "más difíciles de solucionar" y, aunque hay voluntad de abrir el taller, si no hay una resolución no se puede llevar a cabo.

Noticias relacionadas