Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los sindicatos convocan una huelga en la factoría vallisoletana Frenos y Conjuntos a lo largo de doce días

Será entre el 23 de febrero y el 6 de marzo, ante la negativa del Grupo Lingotes Especiales a negociar mejoras en las condiciones de los trabajadores.

Los sindicatos han convocado una huelga en la factoría vallisoletana Frenos y Conjuntos a lo largo de doce días, entre el 23 de febrero y el 6 de marzo, ante la negativa del Grupo Lingotes Especiales a negociar mejoras en las condiciones de los trabajadores.

 

Así lo ha anunciado el presidente del Comité de Empresa, Víctor Manuel González, durante una concentración de un centenar de trabajadores ante la fábrica en la segunda jornada de huelga, que ha tenido un seguimiento del cien por cien, para reivindicar mejoras salariales y sociales y acortar distancias con la otra fábrica del Grupo, con la que ha aclarado que tampoco pretenden igualarse, al menos a corto plazo.

 

"Sus beneficios, nuestro sacrificio", han coreado los trabajadores a las puertas de la fábrica, donde también han gritado "contra los abusos de la patronal, apoyo mutuo y solidaridad".

 

Ésta es la segunda jornada de huelga después de la que se desarrolló entre los días 7 y 9 de febrero y estaban convocadas otras dos del 23 al 25 de febrero y del 3 al 5 de marzo, aunque los sindicatos han decidido convocar a los 160 trabajadores estas dos últimas jornadas en una sola que irá del día 23 al 6 de marzo.

 

Víctor Manuel González (CGT), en declaraciones a Europa Press, ha criticado la falta de contactos con la empresa, con la que se mantuvieron reuniones, aunque sin aportación alguna, entre el mes de julio pasado y enero, cuando no hubo acuerdo en el Servicio de Relaciones Laborales (Serla). A partir de ahí, ha explicado, no ha habido ningún contacto, por lo que se ha decidido dar "pasos más grandes" y convocar estos doce días seguidos de huelga, que podrían ir acompañados de otras movilizaciones.

 

MEJORA DE LAS CONDICIONES

 

González ha aclarado que no se pide la equiparación a los trabajadores de Lingotes Especiales, aunque sí un acercamiento porque hay diferencias de salarios de entre 500 y 700 euros de media.

 

En concreto, ha señalado que se reclama una paga de beneficios (en dos veces), la subida para este año del IPC más lo que se fije en el convenio -en este caso en el del Metal de Valladolid, que ahora se negocia-, incrementos en los pluses para los trabajos en sábados y domingos, una rebaja de una eventualidad que ronda el 40 por ciento o una rebaja de la jornada cada siete años y una paga a los 20 de antigüedad.

 

El presidente del Comité de Empresa (integrado por tres representantes de CGT, cuatro de UGT y dos de CCOO) ha recordado que en Frenos y Conjuntos se trabaja en cuatro turnos a lo largo de todos los días de la semana, a diferencia de lo que ocurre en Lingotes, donde hay tres turnos de lunes a viernes.

 

González ha explicado a Europa Press que los representantes de los trabajadores han rebajado sus reivindicaciones de una plataforma de 30 puntos a tan sólo ocho y ha exigido que se negocie porque la empresa tiene muchos beneficios, algo que piden que también repercuta en los salarios igual que en 2012 la empresa pidió que se bajara el sueldo (entre un 2 y un 4 por ciento de media) y se accedió a ello, algo que no fue a la inversa.

 

En este sentido, ha apuntado la necesidad de "acortar" distancias entre fábricas, que al final pertenecen al mismo Grupo y, de hecho, ha señalado que Frenos y Conjuntos mecaniza el 80 por ciento del producto de Lingotes y tuvo una producción de 3,5 millones de piezas en 2016, por lo que no es una fábrica "pequeña".

 

Frenos y Conjuntos produce piezas para empresas de la automoción como Renault, Ford, el Grupo PSA, Valeo o Volkswagen, aunque para ésta última en menor medida, y en la primera jornada de huelga dejó de fabricar entre 22.000 y 24.000 piezas de discos de freno y juegos de embrague, según el sindicato CGT.