Los sindicatos convocan más movilizaciones y piden paralizar el ERE de Lauki

Los sindicatos han convocado más movilizaciones en favor del mantenimiento de la actividad y del empleo en la fábrica Lauki y han pedido a la Dirección General de Trabajo que paralice el expediente de regulación previsto si la multinacional Lactalis no amplía el plazo de cierre más allá del 30 de septiembre.

Así lo han afirmado los representantes sindicales en una rueda de prensa en la que han presentado una "batería" de medidas "enfocadas a conseguir que Lactalis se avenga a procurar una venta real y cumpla con el principio básico de acuerdo".

 

Precisamente en este contexto, los sindicatos han asegurado que solicitarán a la Dirección General de Trabajo a que denuncie de oficio que aprecia "fraude" o "ausencia de derecho" por "mala praxis" o "mala fe" y se paralice el expediente de regulación de empleo, de forma que no se produzcan despidos o traslados si la empresa no amplía el plazo para encontrar comprador, el cual finaliza el 30 de septiembre.

 

Así lo ha explicado Juan Manuel Ramos, de Comisiones Obreras, quien ha señalado que ven "mala fe" y no una "verdadera voluntad de venta", de manera que incumplen el primer punto del acuerdo firmado con los sindicatos en el que se condicionaba el despido colectivo al potencial de venta de la fábrica de Valladolid.

 

Ramos ha recordado que la propia multinacional francesa puso sobre la mesa el pasado día 9 de septiembre, en una reunión con la Fundación Anclaje, el interés de un grupo dedicado a la elaboración de piensos animales con derivados lácteos, aunque ésta ha pedido más tiempo para poder elaborar una propuesta formal de compra.

 

Así, ha señalado que las movilizaciones previstas, aunque reconoce que no van a "sentar bien", son todos los recursos que tienen para intentar que haya una continuidad en la actividad de la fábrica, a pesar de que el presidente del Comité de Empresa, José Manuel González, ha reiterado que no ven "voluntad" de venta, ni "intención" de ello.

 

En este sentido, Juan Manuel Ramos ha añadido que se trata de que la multinacional francesa "tenga corazón" y amplíe el plazo para posibles compradores, ya que lo contrario sería una "razón de más" para su convencimiento de que actúa "de mala fe".

 

El secretario de Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT Castilla y León, José Raúl Santa Eufemia, ha señalado que si no se hubiera llevado a cabo la Reforma Laboral Lactalis no se encontraría en esta situación, ya que dio un "latigazo" a la facultad de poder paralizar un expediente de regulación en una empresa en crisis, salvo en caso de "mala praxis" o "mala fe".

 

Santa Eufemia entiende que habría mala fe si la empresa se pone "de espaldas" al objetivo de venta de la empresa, a lo que Juan Manuel Ramos ha añadido que los servicios jurídicos avalan que puede haber "dolo o mala fe" porque hasta ahora Lactalis ha vetado algunas empresas interesadas con un proyecto industrial que podría doblar la plantilla y la propia multinacional ha sido la que ha informado del interés de la empresa de piensos.

 

Por ello, lo que reclaman es que la Dirección General de Trabajo impugne el expediente y lo deje sin efecto y aplicación salvo que la empresa amplíe el plazo y pueda negociarse, dado que desde el día 9 hasta el 30 es "muy corto" y sería "razonable" su ampliación si hay voluntad de venta por parte de la multinacional.

 

CALENDARIO DE MOVILIZACIONES

 

Los sindicatos recrudecerán en los próximos días las movilizaciones con una "batería" de acciones que arrancarán este jueves, 15 de septiembre, con una concentración y recogida de firmas en apoyo a la continuidad de la actividad productiva y para que Lactalis se avenga a la venta. En este acto, que se desarrollará en las instalaciones de Lauki entre las 13.00 y las 15.00 horas, se entregarán unos vales canjeables por leche el sábado 24 al finalizar la manifestación prevista.

 

Por otro lado, el día 20, entre las 10.00 y las 20.00 horas, se repartirán pasquines informativos en los supermercados vallisoletanos en los que se informará de la manifestación prevista el día 24 y se hará un llamamiento expreso a la ciudadanía para que ejerza un "consumo responsable" y adquiera productos de otras empresas con políticas de "verdadera responsabilidad social" y no como Lactalis, que aseguran que ha "obrado de mala fe y de forma descorazonada".

 

El día 21 los trabajadores volverán a concentrarse a las puertas del centro de trabajo entre las 13.00 y las 15.00 horas, donde llevarán a cabo una recogida de alimentos solidaria, que entregarán posteriormente al Banco de Alimentos, aunque no recogerán productos de la multinacional Lactalis (Président, Puleva, Galbani, Parmalat, Chufi, La Lechera, Ram, El Castillo, Gran Capitán, etcétera).

 

Finalmente, salvo alguna acción "sorpresa" que pudieran imaginar, el sábado 24 a partir de las 12.00 horas se desarrollará una manifestación que partirá de la Plaza Mayor de Valladolid hasta el centro de trabajo de Lauki, donde se repartirá leche de forma gratuita a las personas que aporten el vale canjeable que se entregará en la concentración del jueves día 15.

 

CONTACTOS POLÍTICOS E INSTITUCIONALES

 

Paralelamente a estas movilizaciones, los trabajadores continuarán con los contactos con la Consejería de Agricultura y los grupos políticos en Europa sobre los fondos que recibe Lactalis, ya que critican que se usan para el "cierre" de empresas, algo que a nivel jurídico puede suponer "mala fe".

 

También mantendrán reuniones con los grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla y León y celebrarán un nuevo encuentro con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, todo ello sin descartar un nuevo viaje a Bruselas para insistir en la cuestión del uso de los fondos europeos y generar "presión" en este sentido.

 

A este respecto, Raúl Santa Eufemia ha señalado que a los agentes y asesores a los que se ha cedido la responsabilidad de la negociación en España, cuando se les nombra Bruselas o hablar con Francia, "no se ponen nerviosos" pero sí recuerdan que la negociación se produce en el marco nacional, por lo que no saben qué contacto directo tienen con la "cabeza" de la multinacional.

 

"Es un gigante que siempre se esconde tras la imposición y el látigo", ha señalado Santa Eufemia, quien ha añadido que estas personas no son "muy clarividentes" sobre el contacto directo que tienen en Francia, cuando es necesario "tocar a la cabeza" porque es la única que cobra fondos europeos donde se asienta y mientras lleva a cabo cierres.

 

En cualquier caso, los responsables sindicales han apelado al "sigilo" sobre los posibles interesados en la compra, que actualmente podrían ser cinco grupos empresariales a los que se considera "contactos activos" a los que se suma el posible fondo de inversión que estudiaría implantar la producción de piensos animales.

 

"El sigilo es un elemento indispensable", ha afirmado Juan Manuel Ramos, quien ha señalado que así se lo ha enseñado la experiencia en otras situaciones similares para favorecer que se consigan los objetivos marcados.

 

Además, ha asegurado que se sienten "animados" e "ilusionados" y no son pesimistas a pesar de la situación porque "quien la sigue la consigue". Santa Eufemia ha agregado que hay que tener en cuenta que se trata de 85 familias que ahora están pendientes del futuro de su núcleo familiar que podría tener que "cerrar su casa" para trasladarse fuera.

 

Por ello, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para participar en estas actividades porque ha afirmado que "no se puede permitir" que se eche "el candado" a una actividad industrial.

 

 

Noticias relacionadas