Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Los sindicatos aseguran que el cierre de Lauki no es definitivo y confían en poder evitarlo

Los representantes sindicales, junto a Rosa Valdeón, este lunes. TRIBUNA

"Vamos a arrasar", se han mostrado optimistas sobre la posibilidad de convencer a Lactalis para que mantenga la planta de Valladolid.

El vicesecretario general de UGT en Castilla y León, Evelio Angulo, y el secretario regional de Acción Sindical de CC.OO., Vicente Andrés, han coincidido este lunes en aclarar que el planteamiento de cierre de la fábrica de Lauki en Valladolid es sólo un anuncio que, según han aclarado, no se ha formalizado todavía y se han mostrado convencidos de la capacidad de persuasión de sindicatos y administraciones para convencer a la multinacional francesa de que no clausure la planta el próximo 30 de junio.

 

A preguntas de los periodistas tras presentar junto a la consejera de Empleo, Rosa Valdeón, el Plan de Protección ante Empresas en Crisis 2016, Angulo ha asegurado que en el caso de que el anuncio de cierre sea un órdago será "a pequeña" y "no a grande" para añadir que todavía queda por ver qué pasa con los pares.

 

"Vamos a arrasar", ha asegurado el sindicalista en ese convencimiento de que la sociedad castellanoleonesa será capaz de convencer a Lactalis de que mantenga la actividad de la planta de Valladolid ya que es "la competitiva" a lo que se suma su ubicación en el centro del país y su proximidad a Madrid, donde va gran parte de la producción de Lauki.

 

En similar sentido se ha pronunciado Vicente Andrés que ha recordado que "de momento" la empresa ha renovado el acuerdo con los ganaderos para el abastecimiento de leche por lo que considera que la multinacional "se está pensando" el cierre.

 

"Lo mismo mañana formalizan la decisión", ha asumido no obstante el secretario de Acción Sindical de CCOO, quien ha apelado en ese caso al proceso judicial que iniciarían los trabajadores, con el ejemplo del "largo y tedioso" caso de Puertas Norma que evitó convertir la zona en un erial.

 

"Tenemos herramientas de presión para que no se vayan", ha insistido, a lo que ha sumado que las deslocalizaciones no están permitidas en España por lo que derivarían en un cierre fraudulento con indemnizaciones de hasta 45 días hasta 2012.

 

Finalmente, Vicente Andrés ha recordado que se trata de la segunda vez que Lactalis amaga con cerrar la planta de Lauki en Valladolid. "Se lo van a pensar, se lo tienen que pensar", ha sentenciado el sindicalista, quien considera que la solución al conflicto de Lauki es en estos momentos más sencilla que la de Dulciora, donde el cierre se ha planteado para 2017, quizás "no por casualidad", sino "al calor" del anuncio de la láctea.

Noticias relacionadas