Los sindicatos aprovechan el primero de mayo en Valladolid para hacer un llamamiento a las urnas

Asistentes a la manifestación del primero de mayo por las calles del centro de Valladolid. E. TEJEDOR
Ver album

Los sindicatos mayoritarios creen que hay que acudir a votar para "cambiar" el país. Cerca de 10.000 personas se han manifestado en Valladolid, según los organizadores, una cifra que la Policía reduce a la mitad. 

Los secretarios regionales de UGT y CCOO, Faustino Temprano y Ángel Hernández, respectivamente, han aprovechado la celebración de este 1 de mayo para hacer un llamamiento a los trabajadores de Castilla y León a acudir a las urnas en las elecciones generales que se celebrarán previsiblemente el 26 de junio desde el convencimiento de que hay alternativas para salir de la crisis en condiciones de igualdad para todos y para cambiar este país.

  

"Los ciudadanos no pueden esperar", ha advertido en concreto el nuevo secretario regional de UGT, que, en su discurso en el 1 de mayo, ha lamentado que se hayan perdido cuatro meses en España por la falta de acuerdo de los partidos políticos para formar el "gobierno progresista y de izquierdas" que ha reclamado para el país.

  

En el mismo sentido se ha pronunciado el líder regional de CCOO quien ha expresado su deseo y esperanza en que las fuerzas de izquierdas sepan llegar a acuerdos y consensos ya que, de lo contrario, España estará abocada a otros cuatro años de las políticas del PP con las que, según ha recordado en tono irónico, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, está "muy contento".

  

"De nosotros depende", ha recordado Hernández a los trabajadores en ese llamamiento a "acudir en masa" a las urnas en favor de la "pluralidad" y de la "unión de las izquierdas".

  

Este es uno de los principales mensajes que han lanzado los dos líderes de los sindicatos de clase en la manifestación del 1 de mayo en Valladolid en la que han participado unas 10.000 personas, según los convocantes, entre 5.000 y 6.000 según la Policía, bajo el lema  'Contra la pobreza salarial y social. Trabajo y derechos' aunque con especial protagonismo para la realidad laboral que vive la capital tras los anuncios de cierres en Lauki y Dulciora que ha sido plasmada en numerosas pancartas "frente a las deslocalizaciones" y al "trabajo con derechos".

  

Para los sindicalistas, en este 1 de mayo de 2016 había "más motivos que nunca" para salir a la calle ya que, según ha enumerado Temprano, la realidad de Castilla y León y de Valladolid es "mucho peor" que la que se vive a nivel estatal como consecuencia de la crisis y de las políticas neoliberales que se han aplicado para salir de la misma, a lo que ha sumado también la responsabilidad de la propia Administración regional.

  

"¡Basta ya!", ha reclamado el secretario regional de UGT, quien ha insistido en su convencimiento de que sí hay alternativas para salir de la crisis y revertir la situación desde la base de derogar las reformas laborales de 2010 y 2012 y reponer los derechos perdidos ya que, según ha aclarado, tampoco se trata de derogar por derogar.

  

"Se necesita voluntad política", ha reivindicado también Faustino Temprano que, al igual que su homólogo en CCOO, ha reclamado una reforma fiscal en España que permita aflorar el dinero escondido en este país y que obligue a pagar más a quienes más ganan. "No queremos que nos bajen los impuestos", ha proclamado también Ángel Hernández, quien ha advertido de los efectos de los "cánticos de sirena" de rebajas impositivas electorales.

  

En este sentido, el sindicalista ha aclarado que el problema de España no es de gasto, ya que está cinco puntos por debajo de la media nacional, sino de cuánto recauda, con nueve puntos menos sobre el PIB.

    

Temprano y Hernández han reivindicado un total de once alternativas para poner en marcha un modelo productivo, sostenible y equilibrado que pasan por el impulso de una "potente" política industrial que, a través de una ley que debería estar por encima de los gobiernos, contribuya a fortalecer el sistema industrial como motor de la economía y de creación de empleo más estable y de más calidad.

  

El líder regional de UGT ha sido tajante a respecto y ha advertido de que una Comunidad son industria está "condenada" al fracaso.

  

Del mismo modo, han reclamado un plan de choque para el empleo, fortalecer la negociación colectiva para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y garantizar la ultraactividad de los convenios y un aumento de los salarios con un incremento del SMI a 800 euros en 2016 hasta que alcance de forma progresiva el 60 por ciento del salario medio como mínimo.

  

A esto han sumado otras reivindicaciones en contra de los fraudes que se están realizando por el abuso de los contratos temporales o parciales cuando no se ajustan a las necesidades reales de las empresas en lo que el secretario regional de CCOO ha definido como otro fraude similar al "reparto de sobres".

   "Es un fraude contra el sistema de pensiones del futuro y de las bases de cotización del desempleo", ha advertido Hernández, quien ha sido contundente al asegurar que en España va a haber una generación que va a perder la pensión "y sin necesidad de retocar nada".

  

En un mensaje de recuerdo a los miles de trabajadores que lucharon hasta con su vida para mejorar las condiciones laborales y de la sociedad española, los sindicalistas no se han olvidado tampoco de la realidad que viven los refugiados sirios, iraquíes o afganos con una crítica a la "indecente" solución que ha dado Europa, en lo que Hernández ha considerado una consecuencia del resultado electoral en los comicios europeos por lo que ha llamado a "tomar nota".

  

 

Noticias relacionadas