Los servicios sociales municipales atendieron a 122 víctimas de violencia machista en 2014

BORIS GARCÍA

El Ayuntamiento de Valladolid ha puesto en marcha el II Plan Municipal contra la Violencia de Género que inisite en la prevención y la sensibilización de la sociedad, como herramientas básicas. 

El Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer ha sido el escenario para que el Ayuntamiento haya dado "oficialidad" al II Plan Municipal contra la Violencia de Género, aprobado el pasado viernes. Esta hoja de ruta municipal insiste en la prevención de la violencia de género, así como en la sensibilización de la sociedad, como herramientas en esta lucha.

 

Así lo ha hecho saber la primera teniente de alcalde, Mercedes Cantalapiedra, ante la ausencia del regidor (está en Córdoba) durante el acto institucional celebrado en el salón de recepciones del Consistorio. Cantalapiedra ha destacado que este segundo Plan plantea: “la educación basada en valores de igualdad, las nuevas formas de violencia a través de Internet, la involucración de los hombres en la lucha contra el maltrato, la atención global a las víctimas, la detección de situaciones de riesgo, la despopularización de la violencia en las actitudes y actividades cotidianas”.

 

Durante este acto en el que la presidenta  de la Asociación para la Protección del Menor APROME, María Luisa Sacristán Barrio, ha dado lectura al Manifiesto contra la violencia hacia las mujeres, Mercedes Cantalapiedra ha ofrecido algunos datos de esta “lacra” que también afecta en Valladolid, concretamente pertenecientes al año 2014.

 

Los servicios sociales municipales han presentado asistencia a 122 mujeres víctimas, han concedido 30 ayudas de emergencia y han facilitado vivienda a través del programa de alojamientos provisionales a cuatro mujeres víctimas de violencia de género y a sus seis hijos. Asimismo, se ha facilitado el servicio de teleasistencia móvil para víctimas de violencia de género a 60 mujeres.  

 

Por último, el Servicio de Atención a Víctimas de Violencia Doméstica de la Policía Municipal, que funciona desde el año 2002, se personó en un total de diecisiete casos de malos tratos contra mujeres; y los servicios sociales atendieron a más de 300 mujeres prostitutas. 

 

Bajo el lema 'la violencia fuera de mi vida', el alcalde de la ciudad ha emitido un bando municipal en el que invita a combatir este tipo de violencia de género, que "es la consecuencia más grave de las relaciones de desigualdad entre mujeres y hombres que aún subsisten en nuestra sociedad".