Los servicios jurídicos del Ayuntamiento aconsejan no recurrir la última sentencia de Labradores

Óscar Puente y Javier Izquierdo, con la fachada derribada de la calle Labradores de fondo. BORIS GARCÍA

El PSOE insiste en pedir al alcalde que releve a Cristina Vidal como concejala de Urbanismo "para impedir que cause más daño".

La Asesoría Jurídica del Ayuntamiento de Valladolid ha desaconsejado recurrir la última sentencia que anula la sanción de 1,2 millones de euros que el Consistorio impuso al arquitecto responsable de la demolición, en la calle Labradores, de dos inmuebles catalogados por el PGOU con grado de protección P4.

  

La última sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo nº 4 de Valladolid, dictada el 21 de octubre, anuló, por caducidad del expediente, el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, de 4 de octubre de 2013, en virtud del cual se impuso al arquitecto Ambrosio Arroyo dos sanciones de 600.000 euros cada una por la comisión de dos infracciones urbanísticas muy graves.

  

Por tal motivo, el informe de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento remitido a la Concejalía de Urbanismo, tal y como expone hoy el Grupo Socialista a través de un comunicado, desaconseja recurrir la última de las sentencias sobre este asunto, máxime cuando las costas pueden ser ingentes.

  

"Aunque formalmente la sentencia es susceptible de recurso de apelación, este letrado entiende que, dado el nítido fundamento legal del sentido estimatorio del fallo, las posibilidades de revocación de la sentencia de instancia en apelación son prácticamente nulas, con la consecuencia de que la nueva sentencia traería además aparejada una condena en costas por un importe aproximado de 40.000 euros, todo lo cual hace por completo desaconsejable la interposición del recurso", indica el escrito de la Asesoría Jurídica municipal.

  

El texto, según Puente, viene a dar la razón al presidente del Grupo Socialista cuando éste, al tiempo de denunciar la desidia de la concejala de Urbanismo a la hora de cobrar esas sanciones millonarias, reclamó que no se apelara la última decisión de los tribunales, puesto que el Ayuntamiento ya ha sido condenado en costas anteriormente y una nueva apelación sólo empeoraría el ya maltrecho estado de las arcas públicas a consecuencia de lo que considera una "ineptitud flagrante" de la concejala, Cristina Vidal.

  

Puente insiste en pedir al alcalde que releve a Vidal de su puesto "para impedir que cause más daño" y reitera su "sorpresa e indignación" por la "actitud indolente" de la titular de Urbanismo, que lejos de disculparse y asumir la responsabilidad de la pérdida de ese millón doscientos mil euros, cargó contra los funcionarios de su departamento, afirmando que no podía "perseguirles con el látigo", además de insistir en que la sentencia "no era firme", dando a entender su intención de recurrirla.

  

Además, el dirigente socialista apunta que su Grupo estudiará la posibilidad de reclamar la responsabilidad patrimonial de la concejala, "ya que no asume ninguna otra, ni la política ni la personal"