Los servicios Búho de Auvasa acumulan tres incidentes graves en lo que va de año

Así quedó la luna del Búho que recibió una pedrada a principios de mes. AUVASA PUCELA

El concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, asegura que no dejan de ser problemas puntuales y que “no pueden poner a un policía en cada autobús”.

Todo se remonta a la madrugada del pasado 2 de noviembre, lunes. En jornada festiva,  el servicio Búho 5 entre Duque de La Victoria y La Cistérniga se dirigía a su destino sobre la 01:30, cuando recibió el impacto de una considerable piedra en uno de sus cristales. Luego, otra más que partió uno de los vidrios de una puerta. El conductor y el único pasajero no tuviera que lamentar daños físicos, pero el susto y el pago para Auvasa ya no los quitaba nadie. La cuestión es que se trataba del tercer incidente nocturno grave que sufría uno de estos servicios Búho este 2015, como asegura el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez.

 

“Eso me han dicho, el tercero en lo que va de año”, asegura un edil que lo considera un fastidio, pero tampoco algo alarmante porque pueda pasar con demasiada asiduidad. “No, realmente no”, asegura al ser preguntado por la posibilidad de aumentar la seguridad en los Búhos. “Siempre hay controles preventivos y ya hay vigilancia por parte de la Policía, no se plantea nada especial. Este tipo de denuncias no son nuevas”.

 

Lo cierto es que se dio la casualidad de que el siguiente fin de semana, en la noche del sábado 7 de noviembre al 8, se multó a un grupo de jóvenes con sanciones de hasta 750 euros por ir consumiendo alcohol en el Búho B4 que llega hasta Simancas. Algo que por lo menos parece tranquilizar al Comité de Empresa de Auvasa, al ver que los policías de paisano sí funcionan.

 

“Vamos a ver con ellos [con el Comité de Empresa] cómo lo podemos mejorar, pero está claro que no podemos poner un policía en cada autobús. No estamos libres de que puedan pasar situaciones de vandalismo, por ahora son tres situaciones de este tipo y no es un problema generalizado”, hace ver Vélez, en un mensaje tranquilizador.

 

“Nos han trasladado su preocupación, pero es la misma que tenemos nosotros. Por eso tenemos que ver qué medidas podemos tomar”, hacer ver Vélez, antes de repetir que no se puede “poner a un policía en cada autobús”. “No puede ser una solución, sobre todo cuando no es un problema que se dé todos los días y en todas las líneas”, concluye el concejal. Mientras, lo cierto es que el cristal del autobús averiado ya ha sido restituido.

Noticias relacionadas