Los restos de Amparo Illana llegan a la catedral de Ávila, donde reposarán con los de su esposo

Los restos mortales de la esposa de Adolfo Suárez, Amparo Illana, han llegado ya a la catedral de Ávila, donde desde mañana reposarán con los del expresidente.

Los restos han sido exhumados este lunes en la capilla de Mosén Rubí, donde fue enterrada en 2001, y trasladados a la Catedral de Ávila, donde serán enterrados junto a los de su esposo.

La exhumación se produjo esta mañana y a las 10.45 horas han llegado en un coche fúnebre a la Catedral arropados por varios amigos de la familia.

Cabe recordar que no ha sido necesario solicitar ninguna excepción a las normas eclesiásticas para proceder al entierro del expresidente en la catedral al tratarse del claustro y no del interior del templo ya que, según recordaba el Obispado, el Concilio Vaticano II acordó que no se efectuasen enterramientos dentro de los templos salvo casos excepcionales como obispos o cardenales.

En este caso, se ha precisado, se trata de un enterramiento en el claustro, pero no dentro del templo; de hecho, los restos del expresidente del Gobierno y de su mujer reposarán cerca de donde recibió sepultura en 1984 el historiador Claudio Sánchez Albornoz.

La catedral abulense, dedicada a El Salvador, fue construida entre los siglos XI y XV, iniciada en estilo románico y terminado en gótico; destaca su carácter de templo a modo de fortaleza, y de hecho el ábside está encajado en uno de los cubos de la muralla.