Los restaurantes tendrán que tomar nota de quién les vende setas para saber su procedencia

Foto: E.P.

La nueva normativa obliga a los hosteleros a anotar la procedencia de las setas que compren a recolectores para sus establecimientos. La Junta dice que no es algo nuevo, que es imprescindible y tranquiliza porque nunca ha habido intoxicaciones en restaurantes.

El director general de Salud Pública de la Junta, Agustín Álvarez, ha asegurado que la nueva orden de la Consejería de Sanidad sobre la venta de productos micológicos a restaurantes "no va a suponer ningún problema", ya que los hosteleros "únicamente" tendrán que "anotar" la procedencia de las setas y hongos que compren, es decir, "apuntar quién se lo ha vendido".

 

Álvarez ha mantenido una reunión con representantes de la Agrupación Soriana de Hostelería y Turismo (Asohtur), que ha había expresado sus dudas ante la nueva normativa, que no solo afecta a las setas, también a verduras, huevos y miel. "Tienen que tener registrada la procedencia del producto, porque la trazabilidad es obligatoria. Y esto no supone ningún problema, porque jamás ha habido una intoxicación en restaurantes", ha sostenido. De esta forma, Agustín Álvarez ha señalado que "el único responsable" en caso de que haya un problema con los productos micológicos es el hostelero, no el distribuidor.

 

 

ADAPTACIÓN NORMATIVA

 

El cambio respecto a campañas anteriores es "desarrollar una normativa europea", si bien, según el representante de la Junta, se trata de una tramitación que "ya se hacía". "Se seguirán haciendo las mismas inspecciones sistemáticas en los establecimientos hosteleros para comprobar de dónde vienen los productos", ha añadido.

 

También ha aclarado que la Consejería de Sanidad "no entra" en la venta de setas y hongos en las lonjas y tampoco sobre el registro de recolectores micológicos que aún no se ha constituido. La orden regional por la que se autoriza y regula la comercialización de determinados productos alimenticios directamente por el productor a establecimientos de venta al por menor se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) el pasado 16 de enero.