Los responsables de la Fundación Clavell amenazaban y castigaban a los discapacitados

Hacían constar discapacitados que no vivían ya en Cataluña o incluso personas fallecidas


BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

Los responsables de la Fundación Clavell detenidos por apropiarse de más de un millón de euros se aprovecharon de los beneficios del trabajo de los discapacitados, a los que gritaban, amenazaban y castigaban encerrándoles en una habitación anexa para que no bajara su ritmo de producción en la cadena de montaje de material de pintura, según informan a Europa Press fuentes próximas a la investigación.

Los tres responsables se aprovecharon de los beneficios de los trabajos que realizaban los discapacitados, que iban a cuentas corrientes de los ahora detenidos e ingresados en prisión.

La directora de la fundación, Maria Isabel B.A.; el presidente, Francisco A.P., y el responsable de los talleres ocupacionales, Isidoro S.M., utilizaban a los discapacitados en la cadena, sin darlos de alta en la Seguridad Social, y los beneficios se ingresaban en sus cuentas corrientes.

Los tres detenidos se encuentran en prisión provisional por orden del Juzgado de Instrucción 4 de Sabadell por estafa agravada y asociación ilícita, al apropiarse presuntamente de más de un millón de euros y defraudar 450.000 euros a la Seguridad Social.

Las condiciones del taller fueron ocultadas a la Generalitat haciéndoles creer que se trataba de terapias ocupacionales, según las mismas fuentes.

Además, la Fundación hacía constar más discapacitados de los que en realidad tenían para recibir mayores ayudas públicas, e incluso hacían constar usuarios que estaban ya fuera de Cataluña o muertos.

En el registro de la fundación, los Mossos hallaron documentación con firmas falsificadas, y los Mossos no dan por cerrada la operación y están estudiando los convenios con empresas y proveedores para comprobar si el desfalco puede ser mayor.