Los profesionales del campo recibirán 15 millones en modernización, ayudas agroambientales y cese anticipado

(Foto: I. C.)

La incidencia del veto ruso en Castilla y León es pequeña puesto que las exportaciones del sector al citado país no llega al 1 por ciento.

La comunidad autónoma de Castilla y León pagará un total de 15 millones de euros de forma inmediata y antes de que termine el año correspondientes a expedientes ya preparados de modernización de explotaciones, medidas agroambientales y cese anticipado correspondientes al Programa de Desarrollo Rural.

  

Así lo ha anunciado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, tras participar este lunes en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural que ha asignado 3,5 millones de euros estatales del PDR a Castilla y León, que alcanzarán esos 15 millones de euros ya que aproximadamente movilizan otros ocho millones procedentes de fondos europeos y 3,5 millones de fondos autonómicos.

  

En este sentido, Clemente ha aprovechado la ocasión para recordar que Castilla y León es, tras Andalucía, la comunidad autónoma que mayor volumen de recursos maneja en programas de desarrollo rural con un grado de ejecución del 83 por ciento, "el más alto" de todas las autonomías.

  

Según sus datos, hasta la fecha se han gastado y pagado ya 1.500 millones de euros que representan ese 83 por ciento de ejecución, seis puntos por encima de la media española.

  

Del mismo modo, ha confirmado que con esa cantidad se habrán pagado en Castilla y León 150 millones de euros a los que se sumarán nuevos fondos del PDR que serán asignados por el Gobierno de la nación en lo que queda de año y que se irán comunicando en sucesivas reuniones de la Conferencia Sectorial o de la Comisión.

  

Por otro lado, Silvia Clemente ha respaldado a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, en su negativa al pretendido reparto de recursos del fondo de reserva de crisis para salvar los problemas originados por el 'veto ruso' por considerar que mermará recursos a una posible situación de crisis agrícola.

  

"No tienen que pagar desde el sector agrario las consecuencias de un país por un carácter político que afecta a toda la economía", ha opinado la consejera de Agricultura, quien ha reconocido que este asunto dependerá de la decisión última de los distintos ministros del Parlamento europeo.

  

Clemente ha insistido una vez más en que la incidencia del veto ruso en Castilla y León es pequeña puesto que las exportaciones del sector al citado país no llega al 1 por ciento.