Los productores se enfrentan a una vendimia con los precios de la uva más bajos en 25 años

UPA denuncia que, a pesar de la buena calidad, los productores tendrán que lidiar con un precio muy bajo que afectará al empleo y la economía rural. En Castilla y León se espera una cosecha similar a la de otros años.

Los agricultores afrontan este año la vendimia con menos producción que en 2013, por debajo de los 42 millones de hectolitros, y con los precios de la uva más bajos de los últimos 25 años, según ha informado este jueves la organización agraria UPA. En este sentido, ha advertido de consecuencias "muy negativas" para el empleo y para la economía de las zonas rurales y ha subrayado que la medida de destilación anunciada por el Gobierno "sólo ha empeorado las cosas".

 

Así, UPA prevé que este año los viñedos españoles produzcan un 20% menos de vino que en 2013, quedándose por debajo de los 42 millones de hectolitros, teniendo en cuenta que la campaña pasada fue "excepcionalmente alta" y las condiciones meteorológicas de este año han propiciado una campaña "normal". Pese a ello, según la organización agraria, la calidad de las uvas será "excelente".

 

Por zonas productoras, en Castilla-La Mancha los precios de la uva se sitúan entre el 25% y el 40% más bajos que en la vendimia pasada, y eso a pesar de tener una reducción de producción de casi el 30% y con calidades óptimas.

 

Por su parte, en Castilla y León ya se ha empezado a vendimiar en algunas de sus denominaciones de origen, previéndose en el resto un adelanto sobre años anteriores. La producción prevista será similar a la media de los últimos años (salvo algunas zonas a la baja, como Rueda) y con una gran calidad, pero también con precios inferiores.

 

En La Rioja se espera, según la organización agraria, un crecimiento en producción de alrededor del 20% sobre el año pasado, con unos 430 millones de kilos, y una "excelente" calidad debido a la correcta evolución de la maduración de la uva. En Galicia, los viticultores de las Rías Baixas prevén un 20-25% menos de producción que el año pasado. A pesar de ello, los precios se mantienen en 0,90 euros por kilo de uva, con lo que no se cubrirían los costes de producción, que se sitúan en 1,20 euros por kilogramo. Por su parte, Extremadura, con una producción similar al año anterior, también tendrá unos precios "ruinosos" (alrededor de 0,12 euros por kilogramo en uva blanca), y en muchos casos entregando la uva sin precio establecido.

 

En Murcia y Comunidad Valenciana, por último, a pesar de tener una reducción de producción de aproximadamente el 50% debido a la fuerte sequía y a la escasez de existencias por el impulso de las exportaciones, también se está comprando la uva a unas cotizaciones del 30-40% inferiores a la vendimia anterior, según UPA.