Los productores de espárrago de Tudela esperan lograr este año la marca de garantía y proteger la calidad

ESPÁRRAGOS DE TUDELA

Enrique Belloso, uno de los tres productores de espárragos tudelanos, se ha mostrado convencido de que estos cultivadores pondrán vender sus yemas la próxima campaña bajo el epígrafe de la marca de garantía.

Los productores de espárrago de Tudela de Duero esperan conseguir este mismo año la marca de garantía que permita proteger la calidad de este producto y certificar y distinguir la particular yema vallisoletana de las procedentes de otros territorios del país, como Navarra, e, incluso, del extranjero, como China o Perú.

 

Así lo ha asegurado a Europa Press Enrique Belloso, uno de los tres productores de espárragos tudelanos, que se ha mostrado convencido de que estos cultivadores pondrán vender sus yemas la próxima campaña bajo el epígrafe de la marca de garantía ya que los trámites están más avanzados, y ya se han elaborado, por ejemplo, las normas de cultivo del tradicional espárrago de Tudela de Duero.

 

"La Denominación de Origen es algo más complicado", ha reconocido Belloso, quien ha recordado no obstante que los tres productores de Tudela trabajan desde hace tiempo en la consecución de este objetivo que ha comenzado ya con el inicio de un estudio con INEA para conocer las características organolépticas del espárrago tudelano junto a otros aspectos relacionados con el clima o el suelo.

 

Los tres productores de espárragos de Tudela, Enrique Belloso, Luis San José y Jorge Pérez-Hickman, afrontan la presente campaña con optimismo convencidos de que va a ser "bastante buena" ya que el cultivo se ha visto favorecido por las buenas temperaturas de las últimas semanas que, con unos 15 grados de media, hacen augurar esa "muy buena temporada".

 

Según los datos que han facilitado a la agencia Europa Press, la superficie cultivada esta campaña ronda en torno a las 30 hectáreas, similar a la de anteriores años ya que la esparraguera tiene que pasar tres años en la tierra para poder recoger los tallos por primera vez desde que se plantan.

 

MAYOR PRODUCCIÓN

 

Por su parte, la producción alcanzará los 150.000 o 160.000 kilos, "un poco mejor" que la de la anterior campaña por esa mejor meteorología que puede concluir en junio con entre 20.000 y 30.000 kilos más de yemas para las que se han mantenido los precios, como en los últimos seis años, aunque estos fluctúan mucho entre la venta en el mercado central o la venta directa o a restaurantes.

 

A pesar de que la campaña del espárrago suele comenzar a mediados de marzo, este año se ha retrasado un poco (unos 10 días) por las lluvias del invierno por lo que las yemas se han empezado a recoger a finales de marzo para continuar con el proceso hasta mediados del mes de junio.

 

"Las ventas van muy bien", ha asegurado Belloso, quien ha destacado el crecimiento del nicho de mercado para el espárrago de Tudela de Duero cada vez más conocido en el mundo de la restauración. Así, ha significado la entrada de la yema tudelana en los establecimientos de restauración de Valencia y, sobre todo, de Cataluña donde "tiran bastante del espárrago", a diferencia de País Vasco, con consumo mayoritario del espárrago de Navarra.

 

"En Cataluña, Madrid y también en la zona de Valladolid se han acostumbrado a comer espárrago fresco", ha alabado el productor, quien ha destacado las bondades de este alimento caracterizado y diferenciado por su particular dulzor, merced al clima de la huerta tudelana y a las características de la tierra y el suelo.