Los procuradores socialistas abulenses acusan al PP de no aportar soluciones a los ganaderos del vacuno de leche

Por otro lado, muestran su satisfacción porque el PSOE haya conseguido dar un paso para paliar la dramática situación del sector lácteo-

Mercedes Martín ha puesto en valor el trabajo de los socialistas en la defensa del sector lácteo, “al que consideramos esencial para el desarrollo rural y su sustento económico y para el que pedimos un Plan de Emergencia dotado con ayudas directas, la línea ICO de refinanciación y la puesta en marcha de la Ley Agraria”.

 

 

“Por el momento, los socialistas hemos conseguido que las Cortes de Castilla y León aprueben nuestra propuesta para pedir al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que adapte los umbrales mínimos de rentabilidad del sector lácteo a la realidad en la Comunidad. La iniciativa destaca que solo 35 ganaderos se podían beneficiar de las ayudas recogidas en el Real decreto de septiembre del pasado año, cuando existen 1.419 en la Comunidad. Además, tras las denuncias de las organizaciones profesionales agrarias y de todo el sector, se aprobó otro decreto que flexibilizó las condiciones para acceder a esas ayudas, aunque siguieron las denuncias”.


Por su parte, Juan Carlos Montero ha señalado que “una nueva modificación, publicada en enero de 2016,  dejaba el umbral de las ayudas entre 184 euros la más baja y 8.255, la más alta. Por ello, parece lógico y sensato que en las próximas convocatorias de ayudas se adapten los umbrales mínimos de rentabilidad a las circunstancias del sector en la Comunidad. Algo que veníamos pidiendo desde hace tiempo”


El procurador socialista recuerda que “hemos tenido ya numerosos debates en las Cortes de Castilla y León que, lamentablemente, no han servido para nada ni, muchísimo menos, para poner a trabajar a la Junta de Castilla y León. Por eso, los socialistas hemos decidido aportar medidas específicas en este momento para una situación específica como esta y otras en las que hemos solicitado la creación de una línea de préstamos ICO para la refinanciación de la deuda que muchas explotaciones habían adquirido con los bancos, bien para la reestructuración del sector o bien para modernizar las explotaciones, a lo que estaban obligados”.